En el marco del almuerzo de las Fuerzas Vivas que la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria desarrolló este sábado de forma virtual debido a las restricciones generadas por el Covid-19, Nicolás Martínez Araujo pronunció su primer discurso anual como titular de la institución.

El presidente de la CCIA comenzó refiriéndose a la pandemia de Coronavirus, señalando que "profundizó la crisis que ya era de gran magnitud, hasta niveles que aún no podemos determinar con claridad, mucho menos saber cuál será la salida real de esta situación".

En el mismo sentido recordó que -con los primeros contagios y frente a un desconocimiento generalizado- la población aceptó "una cesión de libertades individuales y colectivas, buscando el bien común y con el objetivo de preparar el sistema sanitario", al tiempo que consideró que las medidas deben tener "una duración acotada y ser inteligentemente administradas para ir recuperando en forma progresiva las libertades cedidas, que no son otras que la libre circulación y el funcionamiento pleno del entramado productivo que garantiza el sustento de la población a través del trabajo efectivamente realizado".

Sin embargo más adelante se quejó de que "lamentablemente los tiempos se prolongaron mucho más allá de lo soportable, poniendo a muchas actividades al borde de la ruptura terminal de sus ecuaciones económicas, con la consecuente pérdida de puestos de trabajo", continuó diciendo el Presidente.

"Se genera de esta manera un círculo vicioso de pérdida de empresas y empleos, que repercute en la recaudación fiscal e impacta a la sociedad en general. Atenta además contra la iniciativa privada, limitando fuertemente las libertades básicas de generar recursos de manera genuina, a través del esfuerzo y la toma de riesgos", agregó.

Al gobernador Rodolfo Suárez, puntualmente, le pidió de forma urgente "un acuerdo general y multisectorial que siente las bases sobre las cuales se pueda proyectar el crecimiento y desarrollo sostenido de nuestra economía y a todo el arco político presente, "le pedimos grandeza y que pensemos de una vez por todas en las generaciones actuales y futuras, no en las próximas elecciones". Nicolás Martínez Araujo.

"Sufrimos una falta de previsibilidad atroz, por cambios constantes en las reglas de juego que afectan de numerosas formas a toda la matriz productiva de la provincia, que de por sí se encuentra al límite por falta de diversificación o nuevas alternativas que aumenten el nivel de actividad", agregó.

En la misma línea, el Presidente subrayó que "debemos animarnos a debates profundos en materia de actividades económicas, impulsando la diversificación de la matriz productiva, apostando a la incorporación de tecnología, incluyendo industrias del conocimiento, minería, petróleo, gas, generación de energías y toda otra posibilidad de desarrollo".

Energía

“El desarrollo provincial debe ser armonioso, generando crecimiento en todos los oasis productivos; para ello es indispensable que se brinden las mismas condiciones de base y que no se limiten las posibilidades de ningún territorio de la provincia”, consideró.

“San Rafael tiene hoy numerosas falencias que restringen objetivamente las oportunidades de crecimiento, principalmente por falta de disponibilidad de energía, cuando irónicamente nos atraviesan gasoductos y redes de distribución de energía eléctrica”, expresó, y citó a la Secretaria de Energía de la Nación y la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (CAMMESA), que indican que “San Rafael es la única ciudad del país con más de 100.000 habitantes, que tiene un sistema de alimentación de energía eléctrica radial, lo que hace que tengamos una situación de extrema debilidad”.

“Se hace indispensable construir una nueva línea de alta tensión en 132.000 voltios, y una nueva estación transformadora que permita anillar el sistema eléctrico y dar confiabilidad al mismo”, manifestó en tal sentido.

También se refirió al gasoducto GasAndes, obra por la que “hace más de diez años solicitamos insistentemente”, que brindará servicio a más de 24.000 usuarios en el departamento y 6.000 en General Alvear.

“Estamos gestionando la tarifa patagónica por la crudeza de nuestros inviernos, y no podemos brindarle aún esta prestación a nuestra población. Señor Gobernador, esta obra no requiere dinero de las arcas de la provincia, requiere una fuerte decisión política para gestionarla frente al Gobierno nacional y hacer que suceda todo lo necesario para concretarla de una vez”, destacó.

Martínez Araujo señaló que “necesitamos respuestas concretas al respecto; no se puede sostener el déficit energético actual. Es una limitante además para el desarrollo económico, porque nuevas empresas no pueden instalarse y las actuales no pueden crecer por falta de factibilidad de provisión de los servicios. A su vez, es un techo al desarrollo humano ya que existe una gran porción de la población que no cuenta con servicios de calidad”.

En esa línea, destacó que en principio esa obra fue incorporada en el Presupuesto Nacional 2021 (luego que hoy el intendente Emir Félix lo comunicara vía Twitter) y felicitó a quienes lo lograron.

Continuando con el tema Energía, mencionó que empresas sanrafaelinas se encuentran en condiciones de realizar parques fotovoltaicos de gran magnitud, con licitaciones ganadas, y lamentó que “los mismos no pueden llevarse adelante por problemas de financiamiento y diferencias con la empresa distribuidora local; es una locura perder la oportunidad de generar trabajo de calidad y energía limpia para más de 3000 hogares”.

“Agradecemos la intención manifiesta, expresada en el Proyecto de Presupuesto Provincial 2021, de reducir la carga impositiva a muchas actividades afectadas por la pandemia”, indicó.

Nueva pista para el aeropuerto de San Rafael

El titular de la CCIA consideró a la obra como “imprescindible”, ya que “traerá mejoras en la conectividad aérea en el sur mendocino, atentos a las posibilidades de crecimiento comercial, turístico y habitacional de la región”.

“La nueva pista de aterrizaje deberá ser diseñada para una mayor capacidad de soporte, permitiendo a futuro que puedan aterrizar aviones de mayor capacidad, que son standard para vuelos de cabotaje, permitiendo el arribo de líneas Low Cost. De esta forma se podrán mejorar las tarifas de los pasajes aéreos, brindar competitividad a la región y dotarla de condiciones para el avance”, consideró.

En el mismo sentido, resaltó en que para lograr ese propósito “se necesita la decisión política y coraje de nuestro Gobierno provincial, con una gestión ante los organismos nacionales correspondientes para lograr el financiamiento y concreción de esta obra, tan necesaria para nuestro desarrollo y crecimiento regional”.

Acueducto Monte Comán – La Horqueta

“Es una obra fundamental para el impulso de la zona de secano donde se lleva adelante un gran trabajo por parte de nuestros productores agropecuarios. La ganadería se ha consolidado en los últimos años como uno de los principales vectores de crecimiento económico de la región, aportando trabajo y dinamismo económico, a pesar de muchas dificultades operativas”, destacó.

“Lo que sucedió con la licitación pública para la construcción del acueducto Monte Comán – La Horqueta es una vergüenza absoluta. Una obra que esta Cámara solicitó durante más de veinte años, donde nuestros productores se comprometieron a cancelar el 40% del monto del crédito con el BID ya aprobado, con ventajosas condiciones, se dilapidó por desprolijidades administrativas. Señor Gobernador, esta obra debe ejecutarse y deben tomarse, valientemente, todas las medidas necesarias para que una licitación de esta magnitud no fracase nuevamente”, expresó.

También hablando de Ganadería, hizo foco en la necesidad de “mejorar las condiciones de vida de los trabajadores y pobladores rurales, dotándolos de servicios mínimos como telefonía celular y acceso a internet”.

Construcción

“Se necesita un plan de inversión en obras públicas amplio, que dinamice el sector formal de la construcción, que se encuentra actualmente en estado crítico, brindando rápidamente respuestas ante la desocupación y generando impactos locales en las condiciones de desarrollo y calidad de vida de todos los habitantes de la provincia, apostando a viviendas, escuelas, cauces aluvionales y de riego, y mantenimiento de rutas provinciales, entre otras”, expresó Martínez Araujo.

Martínez Araujo agregó que “no podemos ser ajenos a la situación macro económica del país en la cual nos encontramos inmersos, de la que aún no conocemos la salida real. Sin embargo, con inteligencia y gestión, basándonos en la decisión política, podremos lograr significativas mejoras en las expectativas de algunos de los sectores que representamos sin la necesidad de invertir los escasos recursos disponibles”.

Turismo y Gastronomía

“Se necesita imperiosamente la definición concreta de los procedimientos de ingreso, mediante protocolos interjurisdiccionales unificados, que normalicen la circulación por el país y así poder aumentar la posible demanda de nuestro destino. Gestión y decisión política, no recursos”, expresó sobre las necesidades del sector turístico.

En el mismo sentido recalcó que “el turismo representa un 25% de nuestro Producto Bruto Geográfico y no hay chances de perder la temporada por dilaciones en estos temas”.

También habló de brindar seguridad a los visitantes que llegan al departamento, incorporando cámaras de seguridad y acceso a la telefonía celular en todos los corredores turísticos.

Por otra parte, consideró que “los horarios de atención de los locales gastronómicos deben ampliarse de manera urgente; estamos sobre la temporada y el sector viene de una crisis histórica que generó, lamentablemente, numerosos cierres de locales. Una simple decisión administrativa permitiría la rotación aumentando la cantidad de clientes”.

“Lo mismo sucede con las limitaciones de atención por terminación de DNI: nuestros comerciantes no pueden darse el lujo de perder clientes por una formalidad que dudosamente haya sido efectiva en la disminución de la circulación de la población”, agregó.

"Debemos ir hacia una paulatina pero sostenida recuperación de nuestras libertades. El virus llegó y está entre nosotros, las soluciones definitivas son lejanas, por lo que debemos apelar a la responsabilidad individual para aprender a convivir con esta adversidad que llegó para quedarse".

“Estas reglamentaciones vigentes afectan también a la industria alimenticia, que se encuentra cercana de iniciar los trabajos de temporada, con una limitación en cuanto a los horarios permitidos de circulación del transporte de cargas y de personal que pone en riesgo el normal desarrollo de la actividad”, expresó.

Agricultura

“Es necesario mejorar los sistemas de financiamiento, haciendo que los mismos sean acordes a los tiempos de la producción. Les solicitamos a los señores legisladores por la provincia de Mendoza, que en el Congreso Nacional unan esfuerzos para que se apruebe la Emergencia Agropecuaria por razones de crisis hídrica; ya llevamos diez años en esta situación”, exigió sobre el particular.

Vitivinicultura En tal sentido, Martínez Araujo destacó que “además de los problemas por todos conocidos, más del 60% de los insumos de un fraccionador son dolarizados; debemos prever mecanismos que permitan acotar los daños que puede generar una devaluación en la principal industria de la provincia”.

Obras de infraestructura

El presidente de la Cámara de Comercio sostuvo que Paso Las Leñas es muy necesaria para el futuro de la región, y destacó que “se necesita un fuerte apoyo institucional del Gobierno provincial para poder coordinar las acciones tendientes a asegurar la finalización de los estudios en ejecución e iniciar los faltantes; para buscar, cuando las condiciones macro del país sean adecuadas, las fuentes de financiamiento que nos permitan avanzar con esta obra trascendental para todo el sur de la provincia”.

“Manifestamos nuestro agrado al ver incluido, en el presupuesto 2021 de la provincia, recursos para avanzar con los estudios geológicos necesarios para iniciar la elaboración del proyecto ejecutivo de la presa El Baqueano”, agregó en otra línea.

Por otro lado, Martínez Araujo destacó que “la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación respecto al caudal mínimo de sustentabilidad ecológica para La Pampa nos pone en un estado de alerta extremo por la afectación que esto supone a todos los regantes del Río Atuel”.

“Deben articularse todos los medios disponibles para traer las discusiones al terreno de la racionalidad y la justicia, dejando de lado las posturas dogmáticas y agresivas que solo buscan un rédito político temporal; es intolerable que se busque enemistar a pueblos vecinos. Si a esto le sumamos que venimos con una importante reducción en la disponibilidad del recurso hídrico, cuya tendencia a la baja parece irreversible, consideramos que no se puede abandonar la intención de realizar el trasvase de aguas del Río Grande al Atuel. Esto permitiría mejorar la situación de los regantes actuales, cumplir con las exigencias de la Corte y ampliar la superficie bajo riego de la totalidad del sur de la provincia”, añadió.

“Mantenemos nuestro fuerte apoyo a la ejecución de la obra Portezuelo del Viento y bregamos por un pronto inicio de la misma, pero solicitamos que también se estudie la posibilidad de ejecutar el trasvase. Al no contar aún con una definición concreta del COIRCO ni del Laudo Presidencial, podemos reflexionar juntos sobre estas nuevas condicionantes”, concluyó.