Los prestadores están a la espera del llamado del intendente Emir Félix. Aseguran que ya no pueden aguantar más.


En las próximas horas habrá una reunión clave para determinar si San Rafael permite que la actividad turística vuelva a trabajar.

Si bien desde mediados de junio que Mendoza habilitó el turismo interno, el intendente Emir Félix y los prestadores acordaron demorar la decisión un poco más para adecuarse a las medidas sanitarias.

La fecha límite fue el 26 de junio, pero ese día Félix realizó una nueva petición y demoró el regreso de la actividad hasta este viernes.

Con el plazo cumplido, los prestadores turísticos están listos para volver al ruedo sin embargo en las últimas horas el jefe comunal condicionó la apertura al turismo a un dato clave: si hay o no circulación comunitaria del virus en el Gran Mendoza.

El sector quiere abrir, necesitamos trabajar y hoy tenemos prevista una reunión con el intendente, pero ya nos anticipó que quiere estar seguro de que no hay circulación comunitaria del virus en el Gran Mendoza”, comentó Gabriel Bessone, presidente de la Cámara de Turismo sanrafaelina.

Según el dirigente, Félix “solicitó información al Ministerio de Salud y está a la espera de la respuesta”.

“El temor que hay es que se abra todo y pueda ingresar el virus desde afuera, cuando nosotros no lo tememos”, admitió Bessone.

Aunque está la alternativa de abrir parcialmente, solo para los turistas del sur mendocino porque en el territorio no hay casos desde el 15 de abril, igualmente para que la actividad sea rentable “tiene que haber gente de todo Mendoza”, agregó el presidente de la Cámara de Turismo.

El prestador aseguró que los más de 100 días paralizados fueron catastróficos para el sector y a esta altura “se nos acabó la nafta, es imposible sostener los costos, uno no paga ingresos brutos o IVA porque no se trabaja pero hay que abonar sueldos, energía, impuestos, es imposible seguir así. Al paso que vamos, no llegamos a fin de año”, concluyó.




Comentarios