Estaban caidos por falta de presupuseto. Fue por pedido de los productores agropecuarios.


Por petición de los productores ganaderos, el Gobierno mendocino retomó los panes Toro y Vaca que habían quedado sin suspendidos por la falta de presupuesto.

En cuanto al plan Vaca, le Dirección de Ganadería aportará 40 pesos por tacto hasta un máximo de 200 animales por productor “lo que equivale a alrededor del 50% de lo que cuesta este trabajo”, dijo Damián Carbó, titular del área.

El Plan Vaca consiste en una revisación de las madres una vez por año. Un técnico realiza lectura de condición corporal, desgaste de los dientes, estado de preñez y avance de gestación para determinar acciones a seguir en base a la cadena forrajera del pastizal del campo, debido a la sequía que afrontan los productores de la zona.

En el caso del plan Toro, el Ganadería asume el 100% de los gastos del diagnóstico de las enfermedades venéreas de todos los reproductores por igual.

Carbó aseguró que aplicarán una nueva técnica que permite “con un solo raspado detectar si es positivo o no a enfermedad venérea el reproductor”.

Los productores que afronten estos planes en sus establecimientos deben acercarse por la oficina de la Fundación Coprosamen para solicitar el beneficio, que se encuentra en la Dirección de Ganadería.

“Estamos en una zona semiárida, estamos pasando una temporada seca, por lo que tenemos que tener bien organizados nuestros rodeos para poder atravesar estos periodos”, agregó el Director de Ganadería.




Comentarios