Los timadores piden las claves de las cuentas bancarias.


La cuarentena obligatoria no detiene a los delincuentes y aunque no salgan de casa igual se las ingenian para engañar y robar.

Desde la Policía alertaron sobre un nuevo “cuento del tío” que está haciendo estragos en distintos puntos del país y pretenden que los vecinos del sur mendocino no caigan en el engaño, en particular los adultos mayores.

La maniobra fraudulenta de los estafadores telefónicos consiste en llamar y hacerse pasar por empleados bancarios y solicitan la calve del home banking. La excusa que emplean es que están haciendo actualizaciones a raíz del aislamiento obligatorio. Una vez que se hacen de la clave, vacían las cuentas.

Ante esta nueva maniobra, la Policía recuerda que no se debe dar ningún dato personal y mucho menos una clave bancaria. Ningún banco está autorizado para solicitarla a sus clientes.

En caso de recibir un llamado de ese tipo solamente hay que cortar y hacer la denuncia al 911.



Comentarios