La desaparición de Guadalupe revivió el caso de Lucas Bolotti. Un joven oriundo de General Rodríguez con una discapaciad madurativa que desapareció el 19 de julio de 2017 en la localidad de Papagayos. Se encontraba de vacaciones con su mamá y su padrastro y no se supo más nada de él.

// Mirá también: Búsqueda de Guadalupe: van 34 días y no hay datos certeros de su paradero

Pasaron cuatro años y la familia de Lucas Bolotti lo sigue buscando. Todo comenzó en julio de 2017, cuando la familia de Lucas decide vacacionar en Papagayos, a 180 kilómetros de la Capital de San Luis.

Su mamá, Estela Vicondoa junto a su pareja, habían comprado un lote en esa localidad puntana, construyeron una casa y decidieron emprender un viaje para pasar las vacaciones de invierno allí.

Fue en la mañana del 19 de julio cuando Lucas decidió ir a jugar por un sendero. Su madre lo observó por un rato y luego se puso a ordenar unas cosas de la casa, pero cuando volvió a vigilar a su hijo no lo vió más y allí comenzó la incertidumbre y el dolor en sus familiares.

“Cuando lo vuelvo a mirar no lo veo. A partir de ahí no lo volví a ver más. Empezamos a buscarlo y al día de hoy no tenemos idea qué pasó”, comentó la mujer en una entrevista en canal trece.

Al no verlo más, rápidamente dieron aviso a la policía y se montó un gran operativo, como en el caso de Guadalupe. Fueron meses de búsqueda pero todos los resultados eran negativos.

El Gobierno ofreció una recompensa e instaló el Alerta Sofía, pero todavía no hay rastros del joven, que al día de hoy tendría 27 años.

Lucas Bolotti

// Mirá también: Cientos de puntanos reclamaron por la aparición de Guadalupe

Lucas nació con una enfermedad neurometabólica, por la que su metabolismo no procesaba ciertas cosas y eso le provocó un retraso madurativo importante. Por estos factores su mamá considera muy poco probable que se haya podido ir a algún lugar por sí solo.

Estela se siente indentificada con el caso de Guadalupe, la niña de 5 años que lleva más de un mes desaparecida, ya que ella lleva cuatro años buscando a su hijo y todavía no hay rastros de él.

Consideró que el gobierno falló al no cerrar las fronteras tanto provinciales como nacionales a tiempo. “Nos sucedió lo mismo, el Alerta Sofía se hizo días después y no horas después como debería ser”.

Cuatro años después, la familia no pierde las esperanzas y continúa recordando al joven y difundiendo sus fotos para poder dar con su paradero.

Te seguimos buscando, te extrañamos, te necesitamos y te amamos muchísimo. Te vamos a encontrar y vamos a darnos un abrazo gigante, eterno. Cuatro años sin recuerdos nuevos con vos, sin abrazos, sin peleas porque no querés abrigarte, sin decirte que dejes de ponerle tanto azúcar al mate, sin preguntar antes de que te duermas si sabes que te amo infinitamente”, publicó Estela en sus redes sociales para recordar a su hijo.