La temporada de verano 2020-21 fué oficializada por el gobierno de la Provincia de San Luis y comienza el próximo 15 de diciembre, un anuncio muy esperado por el sector turístico ya que es uno de los más castigados por la cuarentena de 8 meses y ha sufrido una fuerte pérdida que no alcanza a revertir con el turismo interno.

El turismo se reactivará el 15 de diciembre en San Luis.@TurismoSanLuis_ | @TurismoSanLuis_

Protocolo para turistas

Desde la Secretaría de Turismo, indicaron que habrá protocolos específicos y requisitos especiales que deberán cumplir los grupos familiares de turistas provenientes de otras provincias y los establecimientos que brinden servicios y hospedaje.

. Declaración jurada donde conste que no poseen síntomas compatibles con Covid-19

. Garantía de cobertura médica (asistencia al viajero) que cubra contingencias por Coronavirus, u obra social de alcance nacional.

. Tener instaladas en los celular la app “Cuidar Verano”, para poder realizar un seguimiento de sus actividades, datos de sus trayectos y trazabilidad de manera online. Y en su defecto en su versión papel impreso.

El turismo se reactivará el 15 de diciembre en San Luis.@TurismoSanLuis_ | @TurismoSanLuis_

Estos son los tres requisitos principales que dio a conocer el Coordinador de Turismo de la provincia Luis Macagno, y que deberán cumplir quienes deseen vacacionar en San Luis.

No obstante, es importante tener en cuenta que dado el contexto aconsejan tomar las previsiones y prever cambios por la situación de pandemia, mantenerse informados adecuadamente y tomar las precauciones pertinentes.

El funcionario precisó que los distintos establecimientos hoteleros pueden preparar sus promociones y acondicionar las instalaciones de acuerdo a los protocolos establecidos para comenzar a recibir a los turistas , una vez que el Gobierno Nacional anuncie las habilitaciones en todo el país.

En el caso de la exigencia de cobertura de salud es a fin de que, si se dieran casos estando en la provincia, los visitantes puedan ser controlados rápidamente y no se produzca el colapso del sistema público sanitario, ni los recursos del Estado.