Un insólito proyecto fue aprobado por mayoría por los concejales de Justo Daract, una localidad del este de la provincia de San Luis. Los funcionarios aprobaron una resolución que establece que tendrán 30 días de vacaciones.

Por ello, por todo el mes de julio, los concejales de Justo Daract, que asisten solo dos veces por semana al recinto, no sesionarán.

La resolución fue aprobada por 7 sobre 10 votos. Se trata de un proyecto “que presentó un concejal del radicalismo”, se informó.

“No podemos tomarnos treinta días de receso cuando hay montón de proyectos. Daract necesita soluciones, hay que tener un poco de respeto por la gente”, sentenció Enzo Marchisio, del Frente Unidos por San Luis, al programa radial Viva La Mañana.

Marchisio fue uno de los 3 funcionarios que votó en contra.