Tras el comunicado anunciado por el gobernador Alberto Rodríguez Saá respecto a las restricciones, específicamente de los horarios de circulación y la atención comercial, el sector gastronómico de la capital de San Luis demostró su desacuerdo en las medidas tomadas y señalaron que temen por cierres en todo el sector.

//Mira también Este miércoles hubo 9 muertos y 513 nuevos casos de Covid-19

El sector gastronómico envió un informe al Comité de Crisis donde hicieron referencia a los departamentos de Pedernera y Pueyrredón se encuentra en rojo respecto a contagios. El pedido realizado está basado en el artículo 16, inciso G, del DNU Nº287 del 30 de abril del 2021 donde se establece que para las ciudades consideradas de alto riego poder trabajar hasta las 23 de manera presencial.

Los gastronómicos temen por cierres masivos en la provincia. Facebook

“Solicitamos que se nos permita volver abrir las puertas y volver a trabajar bajo estricto cumplimiento de los protocolos vigentes y con un aforo de 30%”, pidieron al Gobierno. Al mismo tiempo dijeron entender que “todas las medidas tienen como fin principal cuidar la salud de todos los sanluiseños dado el alto nivel de contagio”.

En este contexto, expresan que el sector atraviesa una crítica situación y que cada medida que se tome pone en “riesgo la continuidad” de sus puestos de trabajos y emprendimientos. “Hoy estamos sin posibilidades reales de subsistencia, de generación de ingreso y cuidado de los empleos directos e indirectos que nuestra actividad genera”, explicaron.

El sector gastronómico ya había expresado la situación que los interpela mediante un pedido de “ayuda económica mensual para cada bar/restó cuya actividad principal se desarrolle por la tarde/noche con un solvente de $150.000, y para los que tengan actividad mediodía y noche de $100.000”.

//Mira también Los gimnasios siguen cerrados en San Luis y aumenta el malestar

Con esta ayuda podrían cubrir algunos gastos fijos que tienen los negocios, tales como “alquileres, servicios de electricidad, gas, internet, agua, seguros e impuestos y la mano de obra”.

El Gobierno provincial por su parte se mantiene sin respuestas a las solicitudes que les plantea el sector. Por ello expresan que de no tener respuestas a la brevedad, saldrán a manifestarse.