Unos 29 barrabravas de la Universidad Católica de Chile ingresaron en banda y se llevaron bandejas de carne, pollo y bebidas alcohólicas.


El martes a las 16:50, unos 29 hinchas de la Universidad Católica de Chile viajaban en un colectivo hacia Rosario, para disfrutar el partido de la Copa Libertadores contra Rosario Central – que se juega este miércoles a las 19:15 – y al llegar a la capital puntana ingresaron en banda al supermercado Walmart y en minutos se llevaron mercadería sin pagarla. Sin embargo, el miércoles por la mañana recuperaron su libertad.

Personal del supermercado relató a El Diario de la República que los hinchas entraron, recorrieron las góndolas e inclusive algunos pasaron por la caja, sin pagar la mercadería que llevaban. Además cuando quisieron impedir su huida, agredieron a uno de los encargados del comercio.

Ante esta situación llamaron al 911 y efectivos del la Policía Motorizada DRIM, del Comando Radioeléctrico y Bicipolicías lograron interceptarlos tras un forcejeo, hasta que llegó la unidad de Infantería. Durante la requisa a algunos de los detenidos les encontraron tickets que comprobaban que habían abonado algunos productos.

El comisario Sergio Chareun, jefe de la Unidad Regional Uno, explicó que del hecho participaron 29 personas de nacionalidad chilena, entre los que hay dos mujeres y un menor. 

Los hinchas no verán el partido porque los enviaron nuevamente a Chile.

En la requisa, la Policía secuestró gran cantidad de bebidas alcohólicas, bandejas de carne y de pollo.

Para identificar con mayor precisión a los detenidos, revisaron las cámaras de seguridad del comercio y luego los trasladaron a la comisaría donde los investigaron para saber si tenían antecedentes.

Chareun aseguró que llegaron rápido al lugar gracias a que implementaron una estrategia de sectorización. Los policías “detuvieron el colectivo; se produjo un forcejeo, hasta que llegó personal de Infantería y se hizo la requisa, en la que lograron secuestrar algunos elementos” que presuntamente no habrían pagado, explicó y añadió que había packs de cervezas Imperial, Stella Artois, Budweiser y Quilmes, gaseosa Coca Cola y bandejas de carne.

El comisario aclaró que no les encontraron armas y que aparentemente no habrían consumido alcohol adentro del salón.

Los hinchas bajaron y los ubicaron cerca de un alambrado, hasta la identificación y requisa: “Resultó ser una hinchada del club Universidad Católica de Chile. Iban a Rosario, a un evento futbolístico”, explicó Chareun.

Sin embargo cerca de las 8 de este miércoles firmaron su libertad los barras que fueron imputados por el delito excarcelable por tentativa ya que no se alcanzó a consumar el robo, según explicó Chareun. Los sospechosos estuvieron detenidos por averiguación de antecedentes, alojados en distintas dependencias de San Luis, unas 15 horas. 

Lamentablemente, para ellos, no podrán disfrutar del espectáculo deportivo ya que la Policía confirmó que fueron enviados a su país de nuevo.





Comentarios