El miércoles desde las 8 cientos de beneficiarios del Plan Solidario de San Luis se concentraron en la ex Colonia Hogar, de la capital puntana, para reclamar porque el Gobierno de San Luis hasta el momento no les depositó la remuneración correspondiente a noviembre.

Los cientos de trabajadores del Plan Solidario fueron a la Colonia Hogar para buscar respuestas a muchas preguntas por parte del Ministerio de Desarrollo Social que dirige Federico Berardo. Algunos beneficiarios no cobraron y otros manifestaron enojados que fueron dados de baja por inasistencias a sus puestos de trabajos. Sin embargo, muchos aseguraron que fue "sin justificación", informó El Chorrillero.

El ministro de Desarrollo Social ante los manifestantes.

A otros se les sacó el beneficio porque se habría realizado un "entrecruzamiento de datos" con la Anses y detectaron que percibían otro beneficio. Ante esto les informaron que deben ir a solicitar la "certificación negativa".

Esta respuesta "llamó la atención" porque desde el organismo nacional se informó recientemente que la Provincia se negaba a compartir la información.

Una de las afectadas, manifestó que "hace cinco meses no cobro" y añadió: "Tengo planillas de asistencia, fotocopia de reclamos y sigo sin respuesta. Me van a correr del alquiler, me han cortado la luz y tuve que mandar a mis chicos con el padre porque no tengo qué darles de comer", relató y aseguró que de todas formas acude diariamente "a trabajar en el Hipódromo".

Luego de varias horas, a media mañana, el ministro de Desarrollo Social, Federico Berardo, salió a hablar con los beneficiarios y en primer lugar les pidió "disculpas por la situación" y luego les garantizó que tendrán una respuesta favorable "todos los casos que corresponda y tengan solución".

En ese momento se escuchó el grito de uno de las personas que lo criticó: "En el Parque de las Naciones les dio la baja a muchos".

Minutos más tarde, comenzaron a ser atendidos "uno por uno", como había anticipado el ministro. Pese a ello, el malestar se hizo aún mayor debido a que colapsó el sistema, se cortó la luz y se habría quemado un transformador.

Durante la jornada también se escucharon voces que preguntaban a los funcionarios "¿Dónde están los derechos humanos?", otros cuestionaron la reorganización de los trabajadores "a tan pocos días de las fiestas", y otros exclamaron: "Si tenemos que quemar gomas, vamos a hacerlo".