Los trabajos habían sido solicitados de manera urgente por el riesgo de colapso en los alrededores.


Las tareas de demolición comenzaron este lunes después de las 9, tras el pedido que hizo el perito que interviene en la investigación, el ingeniero civil Gabriel Gutiérrez. La orden fue dictaminada por el juez de Instrucción Penal N°1, Marcos Flores Leyes, y el trabajo concretado por personal de la Municipalidad de San Luis.

El director de Defensa Civil, Alan Fernández detalló que durante la jornada se retiró el escombro de la vivienda aledaña (afectada por el derrumbe) y se demolió una pared ubicada de forma paralela a la calle Aristóbulo del Valle.

Señaló que intervinieron más de 20 municipales.

Esta mañana, Gutiérrez explicó que fue necesario el derrumbe en un sector de la casa vecina para evitar “un colapso en el futuro” y porque no tenía solución.

Respecto al costado donde se encuentra una rotisería, puntualizó que luego de “una inspección muy profunda” se determinó que no será necesario tocarlo.

“Eso va a demorar varios días. No es una cuestión de ir con las máquinas y demoler. Tiene que hacerse con una secuencia muy lenta”, dijo sobre las posibilidades de extenderse por algunos días más las demoliciones.




Comentarios