Está ubicado en el noreste de la provincia de San Luis, en los departamentos de Belgrano y Ayacucho.


El parque nacional fue creado para proteger las especies que habitan el lugar y para conservar ambientes representativos de las ecorregiones del monte de llanuras y mesetas, del monte de sierras y bolsones y del chaco árido, además de preservar sus yacimientos arqueológicos y paleontológicos.

En el parque se destaca el «Potrero de la Aguada», una microcuenca que confluye en un bajo, donde nace el río con el mismo nombre que sólo en la época de lluvia recorre el lugar. En el resto del año, su curso sólo presenta arena y rocas.

Sierra de las Quijadas

Los farallones, con sus acantilados, cornisas y terrazas, tienen un color rojizo. Apenas cubiertas de vegetación, delimitan un inmenso anfiteatro natural. La vegetación es escasa, abundan las jarillas y los cactus. También hay quebrachos blancos y plantas típicas de la zona, como la zampa de Quijadas.

En la sierra de las Quijadas se han encontrado restos fósiles de dos especies de pterosaurios o lagartos alados. Uno de ellos tiene una dentición peculiar, con barbas que formaban una especie de canasto, la cual le servía para retener los microorganismos de los que se alimentaba filtrando agua.

Sierra de las Quijadas

Para llegar a Quijadas se puede alquilar auto o camioneta, contratar un remis o recurrir a una agencia de turismo. No existe ningún servicio de ómnibus hasta el Área Protegida.

En el parque e inmediaciones no hay alojamiento. El sitio más cercano es San Jerónimo, un pueblo con pocas plazas, a 90 kilómetros. La ciudad de San Luis, a 120 kilómetros, tiene más opciones. Y Merlo es quizás la más lejana pero la mejor en cuanto a cantidad y calidad de hospedajes. El parque cuenta con un camping y un sector con mesadas. Sobre la RN 147, a 500 metros de la entrada, hay una proveeduría y un comedor.

Las Sierras de las Quijadas

Es necesario traer todo de afuera, ya que en el parque no hay despensas para comprar alimentos o bebidas. Es indispensable el agua para las caminatas. Cuando las temperaturas superan los 37°, se suspende todo tipo de actividad en senderos.

​La tarifa general es de $ 280; residentes nacionales, $ 120; niños de 6 a 12 años, $ 60; residentes provinciales y estudiantes secundarios y/o universitarios, $ 50. Para alumnos de hasta 16 años en excursión escolar, residentes locales, jubilados y pensionados (registrados en el SIPA), niños de 0 a 5 años y discapacitados, es gratis.

mapa Sierra de las Quijadas




Comentarios