Durante 15 años Analía Martínez no visitó a su padre. Muchas diferencias la alejaron de él. Pero un día, la mujer decidió dejar atrás el rencor, y visitar a su papá. Con nervios pero con más expectativas que nunca fue hasta la casa de su papá junto a dos de sus cuatro hijos. La juntada salió mejor de lo esperado. Alegre, decidió emprender el regreso a su casa. A la vuelta, fue apedreada por delincuentes. Los duros golpes la llevaron directamente al hospital Rawson, donde terminó muriendo tres meses después. Analía tenía 36 años, dejó cuatro hijos sin madre. Hasta el momento, la policía detuvo uno solo de los involucrados en el robo que terminó en homicidio.

Fue uno de los hermanos de Analía el que dijo que quería ir a visitar a su padre. ¿Por qué no? se preguntó la mujer, quien terminó yendo a visitar a su papá. Quince años pasaron para que se diera ese encuentro. Luego de haber vivido unas horas de emotivo reencuentro, decidió regresar a su casa junto al mayor y a la menor de sus hijos. Se pusieron los cascos y saludaron a sus familiares a la espera de una nueva juntada el 7 de diciembre, día en el que otro de sus hermanos cumple años.

En calle 6 y Lemos, en cercanías a su vivienda ubicada en el barrio Conjunto VI, de Pocito, tres delincuentes salieron de unos cañaverales y atacaron a pedradas a la mujer. La primera pedrada impactó en su cara, esto la desestabilizó y cayó de la moto junto a sus hijos. Noqueada y en el suelo, siguieron golpeándola. Los hijos de Analía no se salvaron de los golpes: el hijo más grande recibió una piña y la niña de 8 años un corte en la frente. Los ladrones terminaron llevándose $600, todo el dinero que tenía Analía. Los tres delincuentes escaparon.

Hospital Guillermo RawsonTiempo de San Juan

Un vecino fue el que vio la escalofriante escena. Pidió ayuda y llamó al 911. Dos días después de llegar al hospital Rawson fue sometida a una cirugía en la cabeza. Seis veces más la operaron pero no resistió y falleció luego de meses de lucha. Los familiares de la víctima contaron que en el nosocomio se contagió de meningitis y ya no pudo salir adelante. Gastón Recher era el marido de Analía, se dedicaba a la albañilería pero por cuidar a su mujer e hijos fue despedido.

Hay un solo detenido por el homicidio de esta joven madre. Se trata de Facundo Tejada, de 21 años de edad. La causa la tiene el Segundo Juzgado de Instrucción, a cargo de la jueza Mabel Irene Moya. En un principio se investigaba un robo agravado pero ahora la causa cambió de caratula por robo agravado seguido de muerte.