San Juan es una de las provincias donde se exige a los turistas que ingresen a la provincia una prueba de PCR negativa y a quienes hayan tenido coronavirus recientemente, el alta médica. En caso de no contar con el estudio, los visitantes deberán hacer una mini cuarentena de tres días en un hotel. Desde el 2 de noviembre está vigente este protocolo de acceso a la provincia. Está sujeto a cambios de acuerdo a la situación sanitaria.

Todos aquellos interesados en ingresar al territorio provincial, ya sea vía terrestre o aérea, debe presentar en los controles policiales una PCR “no detectable” o “negativa” o un test rápido de detección de antígeno Panbio Covid 19 Ag, ambos, de hasta tres días previos al momento de entrar a San Juan. En el caso de haber tenido coronavirus, los visitantes deben presentar un estudio de PCR “detectable” y posterior estudio “no detectable” o en su defecto certificado de “alta médica”.

Todos aquellos que quieran ingresar a la provincia y no cuenten con un estudio, deberán alojarse en un hotel o cabaña o el lugar que determinen las autoridades a realizar una cuarentena de tres días. Los costos del alojamiento corren por cuenta del visitante. Durante la estadía, se le realizará al turista una prueba de PCR, recién con el resultado “no detectable” podrá circular. En caso de que el resultado sea positivo, deberá quedarse en el alojamiento hasta que los estudios den negativo o conseguir el alta médica.

En los departamentos turísticos además hay ciertas restricciones. En Calingasta se les toma la temperatura a todos los ingresantes, si tienen fiebre son enviados de vuelta. En Iglesia los controles son similares, como también en Valle Fértil. La única comuna que hasta el momento no habilita el turismo interno es Jáchal, la última comuna de la provincia en donde se detectaron casos de coronavirus.