El último lunes, las autoridades de San Juan detuvieron a una mujer que es investigada por el robo de $2.200.000 a quien era su pareja. La sanjuanina, de 35 años, está acusada por haberle sustraído esa cantidad de dinero en un lapso de nueves meses al hombre, quien descubrió las maniobras a través de cámaras de seguridad en su vivienda.

//Mirá también: La historia de Kayte, el trapero que dejó la mala vida atrás y llegó a San Juan para triunfar

Según explicó el fiscal Juan Manuel Gálvez en Radio Sarmiento, el damnificado y la detenida se habían conocido hace 9 meses. La identidad de la víctima no trascendió, aunque según el fiscal “sospechó de cualquier persona menos de su pareja, hasta que a través de un sistema de cámaras de seguridad confirmó que ella era la persona que le robaba”. Es que, como comenzó a notar que le faltaba dinero y otros objetos de valor de la casa, instaló las cámaras de seguridad.

El damnificado tiene 42 años y tenía la suma de dinero mencionada distribuida en diferentes cajas de seguridad dentro de su vivienda. Una vez que comenzó a sospechar de su pareja, no la dejó entrar más y colocó un sistema de cámaras de seguridad. Una vez que pudo monitorear cada rincón de su casa, la invitó a cenar, ella le sirvió un café y a los pocos minutos él se desplomó.

Según pudo constatarse a través de las filmaciones, la mujer lo arrastró hasta la habitación para desvestirlo y quitarle la billetera. Después de robarle el dinero, prosiguió sustrayendo tablets y calzados. Una vez que recobró el sentido, el damnificado comprobó mediante las imágenes en las cámaras que la mujer le había colocado una sustancia a su infusión y luego le había robado.

//Mirá también: Encontraron un feto entre la basura y ahora investigan su origen

Luego de radicar la denuncia, la mujer fue detenida este lunes. Recién el miércoles tendrá su audiencia ante el juez por el delito de robo. Algo llamativo para los investigadores es que la detenida había hecho refacciones en su casa y se compró una Ford Eco Sport en el último tiempo.