Una grave denuncia de una mujer sanjuanina generó conmoción en la provincia. Según su relato, ella pudo ver cómo un vecino abusaba sexualmente a su hijo. Fuentes de la investigación comentaron que luego de la denuncia, el menor se quebró y confesó haber sido abusado desde hace tres años por el sujeto.

Si bien el caso salió a la luz en las últimas horas y lo publicó Tiempo de San Juan, la denuncia fue realizada una semana atrás. El menor, de 17 años, fue a la Cámara Gesell y contó las aberraciones sufridas por su vecino. Además, relató que lo tenía amenazado en caso de que hablara y contara los abusos.

Según contaron las fuentes, los vecinos tenían una importante relación de confianza y de hecho la víctima tenía un colchón en el vecino exclusivamente para quedarse a dormir. Incluso, la denunciante solía entrar y salir de la casa del vecino como si fuese su casa, contaron. La mujer había dejado cargando el celular en esa casa y cuando fue a buscarlo a la madrugada y no vio a su hijo durmiendo en el colchón, entró a la habitación del denunciado y observó cómo abusaba de su hijo.

Inmediatamente, la mujer fue a radicar la denuncia a la Comisaría Sexta y el caso recayó en el Segundo Juzgado de Instrucción a cargo de la jueza Mabel Irene Moya. La primera medida fue allanar el domicilio del presunto abusador y proceder a su detención. De hecho, los efectivos de la Sexta fueron hasta su vivienda y lo llevaron hasta los calabozos de la dependencia, en Rawson.

Una semana atrás, el adolescente dio su testimonio en la Cámara Gesell y contó detalles aberrantes. Allí fue cuando afirmó que  su vecino lo abusaba desde hace tres años, cuando él tenía 14. Por el lado del acusado, su defensa, la reconocida abogada Filomena Noriega, afirmó que ya presentó la excarcelación de su defendido y que buscará probar que su cliente nunca cometió el delito del que se lo acusa.