Durante la siesta del último martes, tres jóvenes se fugaron del Instituto de Menores Nazario Benavídez, ubicado en Zonda. Entre ellos están el ladrón detenido por el intento de robo a una sucursal del banco Macro y también el acusado de violar a una mujer en el Parque de Mayo. Según informaron, los jóvenes hicieron un hueco en el techo en la parte de los baños para escapar.

Fue cerca de las 16.40 cuando las autoridades del lugar notaron que faltaban los adolescentes. Los menores se habrían escapado por el ala norte del complejo. Ante esto, alertaron a la Policía de San Juan y como consecuencia, las Comisaría 14, 34, Operativo Verano, Comando Radioeléctrico y Geras desplegaron a todo su personal para dar con los jóvenes que se fugaron. Hasta la noche del martes, no había novedades con respecto a su búsqueda, mientras que este miércoles se conoció que capturaron a uno de ellos, el acusado de violación.

Según publicó Diario Huarpe, los tres que se fugaron tienen 16 años de edad y son oriundos de Capital, Chimbas y Santa Lucía. Al capitalino, que ya fue recapturado, lo llevaron al instituto luego de ser denunciado y detenido por golpear y violar a una empleada del edificio Infinito por Descubrir (Ixd) mientras limpiaba los baños en noviembre pasado.

El joven de Chimbas es un joven que fue trasladado al centro educativo por diferentes delitos de robo y aún sigue prófugo, al igual que el chico de Santa Lucía. Este último es reconocido por haber caído tras el intento frustrado de robo a la sucursal del Banco Macro ubicada en Avenida Libertador antes de Avenida Rioja en agosto pasado. Mientras tanto, los efectivos policiales y las brigadas de investigación continúan realizando tareas para recapturar a los dos jóvenes que faltan.