Un nuevo revés judicial recibió el sanjuanino que busca impedir que su ex esposa lleve adelante una Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), luego de que la titular del 11º Juzgado Civil, Amanda Días, rechazara la medida cautelar que buscaba impedir la práctica médica.

De acuerdo a lo publicado por Tiempo de San Juan, la jueza desestimó el pedido del padre que busca impedir el aborto, indicando que el pedido no fue bien fundamentado, lo que derivó en el rechazó de la presentación realizada por los abogados Mónica Lobos y Martín Zuleta.

“Conforme lo expuesto, y atento que la prueba rendida en la causa resulta prima facie insuficiente para decretar la medida peticionada, y ante la falta de cumplimiento de los presupuestos exigidos por el Código Procesal Civil, corresponde en este estado procesal rechazar la prohibición de innovar solicitada. Asimismo, se aclara que no corresponde en esta etapa expedirse sobre el fondo del asunto”, señala el fallo de Días.

Asimismo, la jueza consideró necesario que el solicitante demuestre la verosimilitud del derecho que invoca. “Como requisito de admisibilidad de toda medida cautelar, que surja de la prueba rendida en el expediente una presunción favorable sobre la existencia del derecho invocado por el accionante, el efectivo perjuicio que se estuviese sufriendo o pudiere sufrir y, en su caso, la correspondiente violación a los derechos del solicitante”, argumentó.

Para Días, las capturas de chat presentadas por el hombre que evidencia supuestas charlas entre él y su pareja, son de dudosa veracidad, ya que se trata de “fotos de la supuesta pantalla” del que sería el celular del hombre que busca impedir la IVE.

“Así, tal prueba se reduce a meras fotografías o documentos privados aportados por el accionante, que no acreditan prima facie la autenticidad de la comunicación que habrían mantenido las partes”, remarcó la magistrada.

De esta manera, el pedido de Franco S., el padre que se opone a la realización del aborto, recibió su segundo revés judicial. El primero fue realizado por la jueza de Familia, Marianela López, quien se desentendió de la causa al declararse incompetente, razón por la cual el expediente cayó en manos de Días.

Tras conocerse la resolución, el abogado Martín Zuleta, representante del denunciando, cuestionó la labor de la jueza y consideró que la resolución fue “arbitraria”.

“Solicitamos a la Justicia que se mantenga el estado de embarazo, pero lo ha rechazado”, detalló el letrado, quien añadió que arbitrarán “todos los medios procesales vigentes para que se proteja la vida del no nacido y el derecho del padre. Estamos analizando los fundamentos de la decisión”, aseveró Zuleta.

Finalmente, el abogado afirmó que si la mujer avanza con la práctica del aborto pese a la cautelar presentada “será un escándalo. Acá hay muchos intereses contrapuestos para abolir los derechos de los niños”, cerró.