Tremendo revuelo se armó en San Juan por una conocida productora que desembarcó en la provincia para grabar la serie web La Ranchera, proyecto que tiene como cara visible al actor Pablo Rago y, como protagonista, a Darío Lopilato. La polémica se desató porque convocaban a trabajar gratuitamente a extras, según denunciaron desde la Asociación Argentina de Actores y Actrices de San Juan.

//Mirá también: La Bresh hizo vibrar a más de 4.000 jóvenes en San Juan

Para la serie audicionaron cerca de 550 sanjuaninos, pero solo quedaron seleccionados unos pocos. El escándalo se generó a partir del mensaje que cada uno de ellos recibió. “Quedaste seleccionado en el casting para participar en el capítulo que se va a grabar en San Juan. Al director le gustó mucho tu actuación y le encantaría que puedas participa”, se lee en las primeras líneas del texto.

El mensaje que viralizaron actores sanjuaninos en redes sociales.

Pero después de confirmar la participación de los artistas, en el mismo mensaje les aclaraban que se trataba de un trabajo ad honorem: “Por otro lado, esto es una producción independiente que tiene muy poco presupuesto, así que lamentablemente la participación sería ad honorem. De todas formas creemos que sería una gran experiencia poder actuar con actores como Pablo Rago, Darío Lopilato y varios artistas sanjuaninos de primer nivel”.

//Mirá también: San Juan adherirá a las nuevas medidas del Gobierno Nacional sobre las restricciones de la pandemia

El texto se viralizó rápidamente entre actores sanjuaninos, lo que provocó que la Asociación que los núclea elevara un comunicado en repudio a la productora. Según publicó Diario Huarpe, desde la misma organización, pero con sede en Buenos Aires, también se contactaron con la producción de la serie para que aclare la situación.