La causa que involucra a un barrabrava del club San Martín de San Juan por presunto abuso sexual de su media hermana continúa avanzando en Tribunales. Este lunes por la mañana y teniendo en cuenta el pedido realizado por la fiscalía, pidieron 12 años de prisión para el hombre de 34 años que se desempeña como empleado municipal en Chimbas y cuida coches en el Parque de Mayo. El fallo se definirá el próximo martes.

//Mirá también: Un barrabrava de San Martín, involucrado en un grave caso de abuso sexual

Si bien el sujeto fue denunciado y apresado en marzo de este año, el episodio por el que se lo acusa habría sucedido en febrero. Según el relato de la víctima en la UFI Cavig, el 28 de ese mes se juntó con su medio hermano y un grupo de amigos a comer un asado en el barrio Santo Domingo. De allí fueron a parar a otra casa del barrio Parque Industrial y al otro día, terminaron en el domicilio del acusado.

Según declaró la joven, el agresor le pidió que lo llevara en moto a su vivienda, pero no imaginó lo que vendría después, cuando el sujeto la encerró y le anticipó: “Quiero que te quedés conmigo todo el día”. La chica confesó que su hermano la tomó del brazo y la amenazó: “Nadie se va a enterar de esto, no le digás a nadie porque vos sos culpable, decís algo y te voy a hacer c...”.

//Mirá también: El drama de una hockista sanjuanina que se fracturó el hombro por un ataque de motochorros

Lo que siguió a esa amenaza fue un calvario para la víctima. A pesar de sus súplicas fue sometida por distintas vías y por el lapso de dos horas. Cuando todo terminó, tuvo intenciones de quitarse la vida. Un médico constató las lesiones en el cuerpo de la chica y los psicólogos dieron cuenta del cuadro de vulnerabilidad en el que se encontraba la mujer.