La segunda ola de coronavirus sigue haciendo estragos en San Juan y esta vez tres hermanas padecen de cerca las consecuencias de la pandemia. En las últimas horas, falleció su papá Daniel Castro, de 47 años, y la madre de ellas, Carina Reta, de 46, pelea minuto a minuto por sobrevivir. Paula Castro, de 23 años, es la mayor de las tres hermanas. Los médicos le sugirieron ir comprándole una parcela a su madre porque en función de los partes diarios, el estado de salud de la mujer es delicado. Su padre empeoró y murió estando aislado en su vivienda en el barrio Camilo Rojo, en Santa Lucía.

//Mirá también: San Juan adquirió 25 nuevos respiradores para la lucha contra el coronavirus

Según publicó Diario Huarpe, la joven contó que el virus llegó a su casa el pasado 18 de abril. La familia había estado en contacto estrecho con una persona que el día anterior había dado positivo de coronavirus y ese encuentro resultó letal. Todos tuvieron que aislarse: los padres y sus dos hermanas Georgina (21) y Aldana (13). El 28 de ese mes, Carina dejó de saturar a niveles óptimos el oxígeno en sangre. Rápidamente llamaron al 107 y pudieron encontrarle una cama en el Hospital Marcial Quiroga, donde continúa internada. La mujer tiene un grado de obesidad que complicó aún más su panorama sanitario.

Pero por otro lado, el cuadro de Daniel empeoró. Él estaba muy atento a la recuperación de su esposa, pero tuvo que ser internado en el hospital Rawson. “Mi papá me dijo que iba a volver, pero no volvió”, se lamentó Paula. El hombre estuvo una semana internado y la peor noticia les llegó el domingo 9 de mayo a las 15.45: “¿Ustedes son familiares de Daniel Castro?, él falleció”, ese fue el mensaje.

//Mirá también: El drama de una madre sanjuanina que ya estaba vacunada y de su hija, ambas contagiadas de coronavirus

Una situación que grafica a la perfección lo que el coronavirus está causando en miles de familias alrededor del mundo, y San Juan no es una excepción. Las hermanas continúan transitando por un profundo dolor y también muy preocupadas por el estado de salud de su madre, quien todavía sigue internada a la espera de su evolución.