A fines de octubre hubo una reunión entre el secretario general de UPCN, José “Pepe” Villa, y la ministra de Hacienda, Marisa López. En aquella reunión el referente sindical le pidió a la funcionaria un aumento salarial o un bono de fin de año, un incentivo para los estatales que recibieron en el año un incremento salarial del 13,5%. Tiempo después al pedido se sumó el secretario general de UDAP, Luis Lucero. Luego de una fase de análisis, el Gobierno confirmó el pago de un plus navideño a los estatales. El monto y la forma de pago es lo que resta por definir.

López le confirmó a Diario de Cuyo que luego de analizar el pedido, les será otorgado un bono a los empleados estatales. A pesar de que el pedido original de los gremios era un incremento salarial, esta opción estuvo descartada desde un primer momento por la Provincia. Al respecto, la funcionaria detalló: “Hay que recordar que, en el acuerdo salarial de principio de año, previo a la pandemia, se convino una suba de salarios del 13,5 por ciento en tres veces, un 5,5 por ciento en marzo, un 3,5 en mayo y un 4,5 en julio, más una instancia de revisión entre septiembre y octubre que no se pudo cumplir acabadamente. Todo el escenario cambió y, si bien logramos hacer frente al compromiso asumido con la suba de salarios, hoy no tenemos otra posibilidad de asistir que no sea de esta manera”.

Los gremios que representan a los empleados estatales en paritaria consiguieron la cláusula gatillo/ Tiempo de San JuanTiempo de San Juan

El 2017 fue el último año en el que el Gobierno entregó un bono navideño. Posteriormente este plus fue descartado porque Hacienda incluyó la cláusula gatillo como herramienta para actualizar el salario de acuerdo a la inflación. La cláusula gatillo la consiguieron los gremios tras negociaciones dentro del ámbito paritario. El plus del 2017 fue de $6.000, sobre el monto del dinero que se depositará este año no hay novedades aún, como tampoco sobre cómo se harán los depósitos.

Para San Juan significó un duro golpe al consumo la baja del IFE. Los $1.500 millones de pesos que entraron cada vez que se depositó este extra implicó una buena facturación dentro del comercio. Con este circulante extra, se espera que el total vaya destinado al consumo. Al dinero del plus se le suma el aguinaldo, que cobran todos los estatales de planta.