Finalmente, se inició el juicio contra un empleado judicial, identificado como Rogelio Videla, que está acusado de robarse unos $27.000 y, al menos, 15 kilogramos de droga, entre cocaína y marihuana. La primera audiencia, tal como estaba establecido, fue el pasado miércoles. En ella, la fiscal ad hoc Verónica Gálvez acordó con la abogada defensora, Sandra Leveque, un cambio en la calificación de la causa, que resulta más beneficioso para Videla y el resto de los acusados, informó Diario de Cuyo.

De esta manera, a Videla se le achacó solamente la sustracción, ocultación o destrucción de medios de prueba con una pena en suspenso de 1 año y 3 meses. Mientras que al presunto narco -Pedro Guiñez-, al que Videla le habría entregado la droga para que la vendiera, lo acusan de tenencia simple de estupefacientes, con un castigo de 1 año en suspenso y una multa de $2.500. Es decir, ninguno irá preso. De esta manera, resta que el juez federal ratifique las condenas y cosa juzgada.

El caso salió a la luz el pasado 24 de noviembre de 2011, luego de que la ex secretaria del Juzgado Federal de San Juan, Paula Carena, denunciara el robo de estupefacientes y dinero, los cuales pertenecían a distintos allanamientos policiales.

La propia Carena también fue investigada e, incluso, Fiscalía estuvo por atribuirle e indagarla por delitos más graves. Sin embargo, eso no ocurrió porque prescribieron los plazos para sentenciarla y la sobreseyeron. De esta manera, los únicos que siguieron siendo investigados fueron Videla y Guiñez.

El juicio abreviado que ya acordó la defensa con la Fiscalía debe ser ratificado por el juez Daniel Doffo, del Tribunal Oral Federal de San Juan. De aceptarlo, no podrá imponerles penas más graves, sino atenerse a lo acordado en el abreviado.