La historia de superación de Jimena Bazan conmueve a los sanjuaninos. A sus 14 años, le detectaron un linfoma de Hodgkin en grado 4 y aunque los médicos no le daban muchas esperanzas, pudo vencer al cáncer tras una larga lucha. Hoy, encabeza un proyecto para ayudar a los chicos que hoy atraviesan la misma enfermedad en el hospital Rawson.

//Mirá también: Tiene 71 años, vive solo y perdió todo por un incendio en su casa

En diálogo con Canal 13 San Juan, la joven sanjuanina contó cómo sucedió todo: “Yo era muy chica, no entendía del tema. Cuando me dijeron que tenían cáncer no entendía la gravedad”. Luego, agregó: “Mis padres lloraban todo el tiempo, yo pensaba que era algo leve”. Es que ella no percibía físicamente su problema, sin embargo, le iban creciendo los ganglios del cuello y eso no era normal. Así, la derivaron al hospital Rawson, donde quedó internada: “No sabían sí va a sobrevivir, fue un golpe muy duro porque estaba en plena adolescencia”, admitió.

Durante muchos meses peleó contra el cáncer y pudo vencerlo. Le dolió no haber podido festejar su cumpleaños de 15 porque no podía ir al colegio y hasta había empezado a perder el cabello. Sin embargo, se dijo a sí misma: “No, no me voy a morir, tengo que salir adelante, tengo que cumplir mi sueño”.

//Mirá también: Desesperado pedido de ayuda por un sanjuanino de 14 años con fibrosis quística

Jimena hoy tiene 21 años y si bien continúa haciéndose estudios para verificar que el linfoma no ha vuelto, su propósito en la vida es ayudar a quienes hoy están en la misma situación que ella atravesó. Además de ser modelo y estudiar en la universidad, tiene la fundación “Sacando Sonrisas”, que tiene como base acompañar y hacerles pasar un grato momento a los pacientes del hospital Rawson que tienen cáncer. Entre otras cosas, suele ir con disfraces para provocarles sonrisas a los enfermos, a quienes también alienta a seguir luchando.