El policía sanjuanino acusado de matar con su arma reglamentaria a su pareja, Celeste Luna, rompió el silencio este lunes en la Sala II de la Cámara Penal. Se trata de Matías Mallea, quien es juzgado por el crimen de la joven de 21 años. Según publicó Diario Huarpe, el sujeto participó de la primera audiencia del juicio y calificó como “un accidente” al episodio que le costó la vida a su novia en diciembre de 2019.

El testimonio duró casi dos horas y fue oído de cerca por los jueces Juan Bautista Bueno, Silvina Rosso de Balanza y Maximiliano Blejman. El sujeto alegó que la muerte de Luna fue accidental, que ese día había salido a comprar comida y unas gotas para su perrita, por la que ya habían discutido en anteriores ocasiones.

Sin embargo, el acusado señaló que todo empeoró cuando su pareja encontró un “pedazo de papel” con un número de teléfono de una agente de policía. Mallea relató que esto provocó una fuerte discusión entre ambos. El cruce continuó en la habitación que compartían en el fondo de la casa. En ese entonces, según el relato de Mallea, la joven tomó su arma reglamentaria, marca Browning, la cargó y amenazó con matarlo.

“Ella me seguía diciendo que la engañaba y me insultaba. Entonces me doy vuelta y la veo que me estaba apuntado con el arma. Le dije ‘qué estás haciendo, dejá ese arma ahí’, señaló ante los jueces.

Celeste Luna\u002E

Allí, en su respuesta a las preguntas de los jueces, se produjo la muerte de Celeste luego de que ambos forcejearan por el arma y esta se disparara “sola” apuntando hacia el rostro de la mujer, provocándole la muerte instantánea.

Cabe destacar que las pericias y el resultado de la Morgue Judicial, que darían cuenta de un hecho de violencia de género, desmentirían su versión. Otra prueba que aleja más la hipótesis del suicidio es la del dermotest, que arrojó resultado positivo por disparo y que cuyos restos se encontraban en las manos tanto de Luna como de Mallea. Pero con mayor cantidad en las manos del acusado.