Fue en San Juan. La víctima murió de un disparo en la frente y su novio es el único sospechoso.


A un mes de la muerte de Celeste Luna, familiares y amigos marcharon por el centro de la provincia de San Juan para pedir Justicia. La joven de 23 años murió de un balazo en la frente y si bien en un principio se habló de un accidente, luego el caso pasó a ser un presunto femicidio. Su pareja, Matías Daniel Mallea, un efectivo de la policía, estuvo con la víctima cuando ocurrió la fatalidad y pasó de ser testigo a sospechoso.

Celeste Luna tenía 22 años, creen que la mató su novio policía.

“Nosotros no estamos preparados como padres, creo que nadie se prepara para perder a un hijo. Nuestro motivo de la marcha es pedir justicia por mi hija, que este muchacho diga qué pasó, que hable con la verdad. Conocíamos a Celeste, sabemos que ella no se suicidó”, expresó su padre Vicente a Diario La Provincia SJ.

La manifestación se llevó a cabo este miércoles en la mañana en las principales calles de Capital. Además del entorno más íntimo de Celeste, participaron organizaciones sociales como el colectivo Ni Una Menos y amigos. En silencio, entre lágrimas y carteles, pidieron a las autoridades que avancen y se esclarezcan el caso.

La familia, entre el dolor y el llanto.

Celeste murió el 15 de diciembre en una vivienda de Villa Hipódromo. Su pareja estaba en la habitación donde ocurrió el horror. El muchacho dijo que la joven se baleó accidentalmente cuando manipulaba su arma reglamentaria. Sin embargo esa hipótesis quedó descartada cuando se supo que el disparo se produjo en el rostro de la joven. A esto se sumó que en las manos del joven, tras un minucioso estudio, se halló una gran cantidad de pólvora.

“Nunca tuvo un arma en la mano, no conocía el manejo, era una chica buena que quería estudiar, recién estaba saliendo del cascarón de los padres. Ella se fue de la casa a vivir con él, el 28 de octubre, pero nunca nos dijo nada, no nos dijo si las cosas andaban bien o no. Parecían un pareja normal, pero ahora realmente pensamos que no sabíamos cómo era la relación que tenían”, dijo su madre, Rosa.

La marcha se llevó a cabo por el microcenro sanjuanino.

Mallea ahora está detenido en calidad de sospechoso por el presunto femicidio. Está alojado en el Servicio Penitenciario de Chimbas. Hace pocas semanas fue a Tribunales, pero se abstuvo de declarar.




Comentarios