Según confirmaron desde el Sindicato Empleados de Comercio (SEC) de San Juan, la cadena de electrodomésticos Garbarino cerró su local de la Peatonal Rivadavia por una deuda de más de un año en el pago del alquiler. Por este motivo, fueron intimidados para desalojar el salón y los empleados serán trasladados a la sede del centro comercial del Paseo Libertad.

//Mirá también: Repuntaron las ventas por el Día del Niño en San Juan

En total, Garbarino tiene 105 locales en el país y debe tres meses de sueldo a los trabajadores, según publicó Tiempo de San Juan. A esto se le suma la deuda de más de un año en el pago del alquiler del local en la provincia. La situación de la firma, por estas horas, es más que complicada.

La empresa prometió regularizar parte de la deuda que mantiene con sus empleados en los próximos días. Sin embargo, la incertidumbre es total y medios nacionales ya publicaron que Cencosud desalojará de todos sus locales a Garbarino por contratos vencidos y también por falta de pago en otros casos.

“Por una reunión por zoom nos informaron que la sucursal de la peatonal está cerrada desde el viernes por falta de pago en el alquiler. El que informó fue Gustavo Pereyra, responsable de la regional”, relató Gabriel Manzur, empleado de la empresa, a Diario La Provincia SJ.  De esta manera, son 34 empleados los que se trasladarán hasta el local ubicado en el shopping ubicado en calle Scalabrini Ortiz y lateral de Circunvalación.

//Mirá también: El turismo en San Juan superó las expectativas durante el fin de semana largo

La firma Garbarino es la mayor cadena de venta de electrodomésticos del país. A mediados del 2020, el empresario Carlos Rosales, proveniente del mundo asegurador, la compró cuando la empresa atravesaba una delicada situación financiera. De hecho, ya tenía $5.000 millones adeudados a bancos y $7.000 millones que le debía a sus proveedores.