En la mañana del viernes las autoridades del Gobierno provincial denunciaron públicamente y ante la Justicia un presunto desvío de fondos en el seno de la Policía de San Juan. La novedad es que durante la tarde la causa ya tuvo sus primeros dos detenidos: el subcomisario Oscar Vanetti, jefe de la División Tesorería de la Policía de San Juan, y su esposa María Olivares, quien también pertenece a la fuerza.

Según publicó Tiempo de San Juan, la pareja fue aprehendida en el domicilio que comparten en el departamento Santa Lucía. Allí secuestraron documentación vinculada al caso. Además realizaron una serie de allanamientos en otras viviendas y buscan a más policías implicados en este hecho

Una de las personas que buscan es una profesional -sería abogada- que se entregaría en las próximas horas. También tienen orden de detener a una cabo de la misma área. Fuentes judiciales señalaron que todos están investigados por supuesta defraudación contra el Estado.

El caso es investigado por el fiscal Iván Grassi, de la UFI de Delitos Especiales. Hay una transferencia de más de 250 mil pesos de la cuenta madre de la Policía de San Juan a la cuenta particular de un efectivo de la fuerza, que sería Vanneti. Ese movimiento resultó extraño para las autoridades, quienes terminaron radicando la denuncia en nombre de la Jefatura y la Secretaría de Seguridad.