Un miembro de la Policía de San Juan quedó seriamente complicado después de ser sorprendido robando en la comisaría donde cumple funciones. Se trata de un agente identificado como Federico Pacheco, de 27 años, quien a través de las cámaras de seguridad que hay en la sede policial fue captado sustrayendo los espejos retrovisores de una moto Honda Titán 150cc. Todo a punta a que será expulsado de la fuerza.

El insólito caso fue contado por Diario de Cuyo. El joven policía está acusado de ser autor de un robo, delito que en teoría jamás debió cometer porque justamente fue capacitado para prevenir y combatir esas transgresiones. El episodio quedó registrado en las cámaras que hay en la comisaría, donde se ve que el pasado 19 de mayo, sobre las 22hs, Pacheco se dirige hacia la moto, saca los espejos y los deja sobre el asiento del vehículo. Al otro día volvió a buscarlos y, para evitar ser descubierto, los arrojó hacia el exterior de la sede.

Todo ocurrió en el interior de la seccional 23ra, donde el acusado cumplía tareas temporalmente porque su destino habitual es la Base Operativa II de El Mogote, en Chimbas. Lo cierto es que todo salió a la luz porque el dueño del rodado se quejó. Al hombre le incautaron la moto por una falta de tránsito, y cuando la fue a retirar se percató que no tenía los espejos e hizo la denuncia.

Pacheco quedó detenido, aunque no hallaron los elementos en su casa ni en ningún otro lugar. Creen que a los espejos los vendió o se los obsequió a algún conocido. Pacheco no está dispuesto a revelar el paradero de los mismos, pues el martes se negó a declarar frente al juez.

Con este panorama, el policía atraviesa una complicada situación. El fiscal Renato Roca y el ayudante fiscal Cristian Gerarduzzi consiguieron que el juez de Garantías Federico Rodríguez, los autorice a investigar a ese agente por el delito de hurto agravado al ser cometido un funcionario policial. En este contexto, por dos meses Pacheco deberá cumplir ciertas reglas de conducta, entre las que se incluyen: presentarse cada vez que sea citado, no entorpecer el proceso ni ausentarse de la provincia sin previa autorización judicial.