Mujeres vestidas de novias, hombres disfrazados del “Guasón” y otros, personificando a los protagonistas de la Casa de Papel. Mesas, globos y de fondo, el tradicional vals de los 15 interpretado por Chayanne. Así fue como los organizadores de eventos en San Juan protestaron frente al edificio público de Gobierno por la reapertura de la actividad, paralizada desde hace 365 días, cuando se desató la pandemia de coronavirus. Más de 100 personas irrumpieron la mañana en el Centro Cívico y con música, aplausos y carteles, pidieron que les aprueben los protocolos para volver a trabajar con normalidad.

“Se nos ocurrió hacer esto porque es una forma artística y pacífica de reclamar por nuestro trabajo y así también demostrar que se pueden hacer eventos privados cumpliendo con todos los protocolos. Somos más de 250.000 personas las que directa o indirectamente trabajamos de los eventos privados y llevamos 365 días sin trabajar teniendo todos los protocolos listos para ser aprobados”, Valeria Rodríguez, una de las voceras del grupo.

La protesta se llevó a cabo en la puerta del Centro Cívico, en pleno corazón de San Juan.Tiempo de San Juan

Lo que pretenden los empresarios es que se extendienda la ocupación de los salones al 80%: hoy sólo les permiten el 30% de la capacidad del local. Además, como sólo pueden abrir a modo “restaurant”, también solicitan que les habiliten el baile con burbujas. “Llevamos 365 sin trabajar. Con esta protesta pacífica queremos mostrar que ahora se hacen eventos de manera clandestina y las clausuras que hubo son porque no estaban habilitados los eventos. Nosotros tenemos la posibilidad de generar gran trazabilidad sobre quién entra y sale porque son con invitación y podemos cumplir protocolos”, agregó la mujer en diálogo con Tiempo de San Juan.

Los organizadores exigieron respuestas y una pronta reapertura de la actividad, una de las más castigadas por la pandemia. Explicaron que las grandes fiestas son fuente de trabajo de cientos de personas, que involucra a sonidistas, iluminadores, trabajadores de catering, DJs y decoradores, entre otros.