Con la nueva suba de combustibles aplicada por YPF, la nafta súper pasó a costar en San Juan $68,20 contra los $65,80 a los que se la conseguía. Este incremento del 2,5% se suma al informado en el mes de octubre del 3,5%. Con las subas de precio, se modificó toda la tabla de valores de las multas de la Justicia Contravencional, que se miden en unidades de combustible.

Con las nuevas subas, los precios de los combustibles en San Juan quedaron así: nafta Infinia de $75,99 pasó a $78,70; la nafta súper de $65,80 pasó a $68,20; Infinia diesel pasó de $73,17 a $75,40 y el diesel 500 está a $62,90 contra los $61,28 que valía a antes. Las estaciones de servicio ya cambiaron la tablita de los precios y las quejas de los consumidores no se hicieron esperar.

Con el descenso de la circulación, propio de la pandemia y el aislamiento, las ventas en las estaciones de servicio bajaron hasta un 80% en la segunda quincena de marzo y la primera de abril. Lo mismo se replicó en agosto, cuando se detectó el 19 el brote de coronavirus en San Juan y todo el territorio volvió a fase uno. Los empresarios del sector coincidían en que esta era la peor crisis de la historia para el sector.

Si bien la actividad ha tenido un repunte, ha sido dispar y ha dependido de la ubicación de las estaciones de servicio. Las ubicadas en el Gran San Juan están vendiendo casi el 90% de lo que comercializaban a igual momento del año pasado, pero en el caso de las estaciones ubicadas en las rutas, el repunte ha sido muy lento y las ventas aún están lejos de ser lo que eran antes de la pandemia. Hay muchas provincias en donde todavía no se ha normalizado el movimiento y este repercute en las ventas de este tipo de estaciones.