Alumnos de una escuela albergue de San Juan producen queso y fueron sorprendidos con un especial regalo de AFIP

Estudiantes sanjuaninos de nivel inicial, primario y secundario llevan a cabo un emprendimiento alimenticio y ahora, con este detalle de la entidad fiscal de gobierno, podrán aumentar su producción.

Alumnos de una escuela albergue de San Juan recibieron un auto para poder trasladarse hasta los puestos de cabra.
Alumnos de una escuela albergue de San Juan recibieron un auto para poder trasladarse hasta los puestos de cabra. Foto: Tiempo de San Juan

Una escuela albergue de San Juan cuyos alumnos tienen como emprendimiento la producción de quesos y quesillo fueron sorprendidos por un especial regalo que los ayudará a seguir con su industrialización.

Se trata de 115 estudiantes del nivel inicial, primaria y secundaria de la Escuela Albergue Doctor Juan Carlos Navarro ubicado en El Encón, San Juan, que recibieron por parte de la AFIP un auto que les permitirá a los miembros de este emprendimiento incrementar su producción.

Alumnos de una escuela albergue de San Juan producen queso y quesilla y las comercializan.
Alumnos de una escuela albergue de San Juan producen queso y quesilla y las comercializan. Foto: Tiempo de San Juan

En representación de la entidad nacional, Martin Reyes, Mónica Alejandra Burgos y Luis Alberto Ruiz, hicieron la entrega de un Volkswagen Polo, modelo 2005 dominio EZK899, a la directora de la institución, Silvana González.

La máxima autoridad de la institución educativa explicó que este era un anhelo de los alumnos ya que ahora podrán movilizarse a distancias mayores para recolectar leche de los puestos de cabra, para la industrialización y producción de queso y quesillo, por lo cual les permitirá incrementar 5 veces su producción.

También participaron del acto de entrega, la presidenta de la asociación puesteros Sra. Juana Nievas, comunidad Pinkanta Dalmiro Agüero, padres y alumnos.

Cómo surgen los Quesos de El Encón

Los alumnos en 2012 presentaron un proyecto productivo para producir leche de cabra artesanal, con el conocimiento de sus ancestros, algunos de ellos de pueblos originarios.

A esos saberes se les fue sumando la tecnología para mejorar la calidad y obtener un producto gourmet que tiene una gran demanda por su destacado sabor y calidad. E incluso, ampliándose a la presentación de los envases, confeccionaron las etiquetas con el logo, con fecha de elaboración y vencimiento.

Cabe destacar que estos alumnos ganaron el Premio Presidencial y fueron adquiriendo las maquinarias necesarias para llevar a cabo un proyecto en el que hoy cuenta con ordeñadora, pasteurizadora, batidora, tanque de recepción de la leche, prensas, mesa de acero, termómetros, sala climatizada, envasadora, cámara de frio, entre otros.

Alumnos de una escuela albergue de San Juan producen queso y quesilla y las comercializan.
Alumnos de una escuela albergue de San Juan producen queso y quesilla y las comercializan. Foto: Tiempo de San Juan

Cómo producen los alumnos los quesos y quesillos

El proceso comienza desde la búsqueda de la materia prima, la leche. Para eso se trasladan a los puestos de cabra, la extraen con una ordeñadora portátil.

Según explica en Tiempo de Cuyo, en promedio están sacando unos 250 litros (ante la crisis hídrica hay menos producción al mermar las pasturas de alimento para los animales).

Luego se vuelca en tanque para pasteurizarla, se coloca en una maquina donde se enfría (sin congelar), que está en permanente movimiento.

Al día siguiente se pasa a otra máquina que la calienta la leche a 60°, se le coloca suero, se deja reposar, hasta que se divide el suero de pasta.

Posteriormente se pasa a un cedazo, luego a una mesa de acero inoxidable para ponerla luego en moldes, donde que escurre el suero. Una vez sacado todo el suero se prensa hasta el otro día para envasarlo al vacío.

Suelen obtener entre 350 a 400 litros de leche. Y con 50 litros elaboran 30 quesos y con otros 50 litros de leche, 70 quesillos

Los productos los venden a la comunidad de la zona o visitantes recaudando fondos para seguir mejorando la producción.

El próximo objetivo es elaboración de dulce de leche de cabra, para lo que deben adquirir una paila especial.

Temas Relacionados