El último lunes por la mañana, un hombre a bordo de una bicicleta raptó a una niña de 9 años en una parada de colectivo en Rawson y abusó de ella en una obra en construcción a pocas cuadras. La pequeña forcejeó y escapó, por lo que pudo evitar que el sujeto llegara a violarla. Por su parte, la Policía ya se encuentra buscando al abusador bajo las directivas de la Unidad Fiscal de Investigación del Centro ANIVI.

//Mirá también: ¿Quién es Mateo, el sanjuanino de 9 años detrás del viral de “Hola Juan Carlos”?

Fue un testigo quien encontró a la niña llorando el lunes por la mañana luego de que pudiera escapar. Así fue que llamó al 911 para solicitar la presencia policial. Lo que se conoce es que el aberrante suceso ocurrió en jurisdicción de la Seccional 25ta de Rawson y preservar a la niña y a su familia no se dieron nombres ni direcciones.

Según fuentes del caso, todo esto habría empezado como una travesura ya que la niña escapó de su casa en Rawson a eso de las 9, mientras su madre dormía. Aparentemente, quiso ir hasta la casa de su padre, ya que son separados, y se fue sin decir nada en dirección de la parada de colectivo. En esos momentos mientras aguardaba el micro, apareció un desconocido en bicicleta que le preguntó a dónde iba y terminó convenciéndola para que se suba a su rodado con la promesa de acercarla hasta el destino que ella pretendía.

Sin embargo, el hombre tenía otras intenciones y tomó otro rumbo. Terminaron a pocas cuadras en una casa en construcción. Aparentemente, la metió por la fuerza y comenzó a manosearla, por lo que la niña se resistió, evitando así que pudiera violarla. Luego se liberó y escapó corriendo. A pocos metros se encontró con un hombre que la auxilió y llamó al 911.

//Mirá también: Dos empleados de Salud Pública fueron detenidos con cocaína en un vehículo oficial

Al rato se reencontró con sus padres y ambos realizaron la denuncia en el Centro ANIVI. Según informaron, una médica examinó a la niña y pudo certificar que no presentaba lesiones. Además, indicaron que el relato es muy coherente y que el abusador sería un hombre de entre 25 a 30 años.