Al inicio de la pandemia, dos fueron las medidas que tomó el Gobierno para evitar que el coronavirus se esparciera en la provincia: por un lado, controles estrictos en los camioneros y por el otro, aislamiento preventivo durante 14 días para repatriados y todo aquel que ingresara a San Juan por motivos diversos. Del total de aislados, el 20% no pagó la estadía obligatoria en hoteles, lo que implicó que el Ministerio de Desarrollo Humano tenga que hacerse cargo de abonar la deuda con los hoteles, que asciende a los $10 millones de pesos.

Son 30 los hoteles que brindan alojamiento a personas que tienen que cumplir la cuarentena y 14 los días que se tienen que quedar los repatriados, con la posibilidad de extenderse a 21 en caso de que tengan coronavirus. La medida está vigente desde marzo. El Estado salió a hacerse cargo de la deuda para evitar problemas con los hoteleros y continuar con el sistema que permite que muchos de estos establecimientos puedan seguir funcionando sin entrar en bancarrota. Quienes no pagaron representan el 20% de los alojados.

Diario Huarpe publicó en detalle la evolución de la deuda: entre el abril y mayo 186 sanjuaninos no pagaron, generando una deuda de $2.900.000. En junio, la deuda fue de $4.500.000 y en julio de $2.700.000, sumando $10.100.000 de 798 sanjuaninos que no cumplieron.

Si bien ahora Desarrollo Humano pagó, desde el área se contactarán con cada una de las personas que no abonó para evaluar la situación de cada uno de ellos. Aquellos que puedan pagar, deberán hacerlo. En caso de que no quieran, los casos serán enviados a la Fiscalía de Estado, en donde les podrán iniciar un juicio a los deudores. 

La única excepción o motivo de autorización para que personas que llegan desde otro lugar puedan cumplir la cuarentena domiciliaria es por estricta orden médico-sanitaria. La persona debe presentar online los estudios médicos para solicitar la excepción.