La estadística se elaboró en base a la procedencia de los detenidos. Los controles en los límites, hasta con drones.


El buen estatus sanitario de San Juan obliga a las autoridades a cuidar al máximo los límites provinciales para evitar que el virus ingrese. Es por esta razón que además de custodiar con especial atención los límites, se dispuso el armado de complejos operativos interdisciplinarios para detectar, vigilar y custodiar las huellas clandestinas usadas tradicionalmente por sanjuaninos, mendocinos, puntanos y riojanos para entrar y salir de las provincias. Según datos publicados por Diario de Cuyo, el 87% de los detenidos por ingresos ilegales son ciudadanos de Mendoza, además el 70% de los pasos clandestinos conectan a San Juan con la vecina provincia del sur.

Entre las distintas medidas que se han tomado, se decidió llevar a los límites casillas rodantes, se compraron drones para monitorear las zonas más inaccesibles, se trabajó con Vialidad para poner obstáculos en los caminos clandestinos, se movieron los controles a los límites exactos entre provincias y se les pidió colaboración a los baqueanos, quienes son los que mejor conocen los terrenos. Las mayores complicaciones se dan en Sarmiento y en Valle Fértil porque la geografía es plana mientras que en Calingasta, que limita con Mendoza, el paisaje cordillerano complica las travesías a pie.

Lo primero que se hizo en Sarmiento fue identificar las huellas, la mayor parte localizadas en las zonas de las Lagunas y de Retamito. Las autoridades se muestran preocupadas porque si quienes emprenden travesías sufren cualquier problema, no podrán ser socorridas ya que no hay señal de celular y pasan horas o tal vez días hasta que alguien circule por estos lugares. Son aproximadamente siete los caminos alternativos que se custodian hasta con personal de Medio Ambiente y municipal.

Personal de Medio Ambiente colabora para custodiar los ingresos.

En Valle Fértil hay una gran conexión con La Rioja. Allí también es relativamente sencillo ingresar ilegalmente debido a las características del terreno. El intendente, Omar Ortiz, le dijo a Tiempo de San Juan que incluso hay pueblos riojanos que están a 500 metros. Para colmo son tan pequeños, que los pobladores compran en San Juan y hasta se atienden en los hospitales sanjuaninos. “Tenemos que blindar, hay muchísimos controles en las Rutas 511 y en la 519. Se han colocado montículos de tierra y los puestos policiales tienen más personal y movilidades. Se identificaron 8 huellas que conectan el Valle con La Rioja, incluso hay lugares en los que sólo nos separan 500 metros de nuestros vecinos”, agregó.

En Calingasta el camino que vincula a San Juan con Mendoza es por Uspallata. Se han dado tres casos según informaron las autoridades de mendocinos que intentaron ingresar caminando por este camino peligroso y helado en pleno invierno. Fueron detenidos por Gendarmería. Además de los controles tradicionales, se les sumaron gendarmes y policías reforzando la custodia.

Cada uno de los detenidos por ingresar ilegalmente a la provincia es juzgado por flagrancia. Las sanciones son multas económicas muy fuertes. Además, en el caso del aspirante a policía detectado en Sarmiento, no podrá ingresar a la policía. Según analizan las fuentes consultadas, quienes entran ilegalmente quieren eludir los costos que demanda estar 14 días aislado en un hotel. Por el momento, son tres los pasos habilitados a San Juan: San Carlos (conecta con Mendoza); El Encón (que conecta con San Luis) y Bermejo (que conecta con La Rioja). 




Comentarios