Ocurrió en San Juan. Los empleados de limpieza de un edificio público lo encontraron y se lo devolvieron.


Un cuidacoches de la provincia de San Juan tuvo que tirar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) porque dos delincuentes lo perseguían para robarle. El episodio ocurrió esta lunes en la zona del Centro Cívico, en la Capital, donde se concentra la actividad de la administración pública local. En el pasto de ese conjunto de oficinas apareció la bolsa con el IFE del joven asaltado que fue hallada por dos trabajadores que se ocupan de mantener limpio ese espacio verde.

Fueron Jonathan Pino y Roberto Gez, del personal de limpieza del edificio, los que vieron una bolsa tirada en el pasto y la levantaron, según publicó Diario de Cuyo. Los trabajadores abrieron la bolsa y se dieron cuenta de que adentro tenía dinero y decidieron guardarla para poder devolverla. Minutos más tarde vieron a un hombre que estaba agachado buscando algo en el piso y se dieron cuenta de que era el dueño del dinero.

Cuando vieron al dueño de la plata no dudaron en devolverla y se toparon con una increíble historia. Era un cuidacoche que había ido al cajero del Centro Cívico a cobrar su IFE. Cuando salió se dio cuenta de que dos sujetos lo perseguían, entonces corrió y tiró la bolsa con le dinero para que no pudieran robársela. Los delincuentes, finalmente le sustrajeron una mochila, con una radio, que era la que usaba mientras cuidaba autos en la zona del Parque de Mayo

En la bolsa había 9 mil pesos que, según manifestó el hombre, eran para ayudar a su madre. Para agradecer a los trabajadores les compró una gaseosa. “Hay que andar con cuidado. Que Dios los bendiga a los dos”, les dijo, según relataron los dos empleados. El cuidacoche no quiso decir su nombre para evitar represalias de los ladrones que quisieron quedarse con su dinero. 




Comentarios