Fue en San Juan. La policía sólo pudo detener a 4 de las 30 personas que estaban en la improvisada canchita de vóley.


En la tarde noche de este último jueves la policía desbarató un partido de voley en plena pandemia. Ocurrió en la localidad de Caucete, a unos 20 kilómetros del Gran San Juan. Si bien eran aproximadamente 30 las personas que estaban en la cancha que habían montado en el interior de una vivienda, los uniformados detuvieron sólo a 4 de ellas: una era agente de la policía.

Según publicó Diario de Cuyo, este grupo de sanjuaninos estaba violando las normas de distanciamiento social establecidas en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Todos estaban en el fondo de la vivienda del barrio Bermejo cuando llegó el patrullero con el personal policial, quienes fueron alertados de lo ocurrido por un llamado anónimo al 911.

Pero al momento en el que advirtieron la presencia policial, los involucrados comenzaron a fugarse del lugar, quedando en el domicilio los dueños de casa, su hija y otro hombre. Los cuatro (Quiroga Pablo Rubén, Leyes María Estella, Quiroga Cinthia Elizabeth y Balmaceda Sergio Leonel) quedaron detenidos en sus casas por infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal. Se espera que en los próximos días sean condenados por el Fuero de Flagrancia.

Si bien San Juan pasó del aislamiento al distanciamiento, por ahora están prohibidas las reuniones sociales con más de 12 personas en un lugar y los deportes de contacto, por ejemplo, el vóley. Desde la Secretaría de Deportes anunciaron esta semana que este tipo de disciplinas serán habilitadas la primera semana de agosto, aunque con estrictas medidas de prevención.




Comentarios