El caso de violencia intrafamiliar ocurrió en San Juan. La menor fue atendida con una crisis nerviosa.


Mientras muchos argentinos celebraban con sus hijos e hijas el día del padre, un progenitor violento le daba una paliza a su hija de 11 años. El grave episodio de violencia familiar ocurrió en San Juan, este domingo y la menor agredida terminó internada en el hospital de la provincia. Fue la madre de la nena quien radicó la denuncia contra el sujeto.

Según publicó Diario de Cuyo, todo sucedió en una vivienda del barrio Colonia Rodas, en Rawson, un distrito al Sur de la provincia. Allí una familia compartía el fin de semana cuando, por motivos que aún se desconocen, un sujeto atacó a golpes a su hija. La madre de la pequeña, una mujer de 50 años, intervino para detener la agresión y llevó a la niña al Hospital Guillermo Rawson, en la Capital de la provincia.

La nena llegó con una crisis nerviosa al nosocomio, según informó el medio local, y fue atendida por los médicos por politraumatismos. Ahí le contó a los profesionales de la Salud lo que había pasado. Si bien el progenitor no está detenido, la Policía intervino e investiga lo sucedido.

No es la primera vez que un episodio de violencia de un padre contra su hija, toma relevancia en la prensa de la provincia. En octubre de 2019, un conocido jugador de rugby sanjuanino terminó preso por moler a cintazos a su hija. Las fotos de las marcas que le dejó en el cuerpo a la menor se viralizaron y causaron indignación en la sociedad. Se trataba de un deportista que además era muy respetado como médico pediatra. La mamá de la niña fue quien lo denunció en la Policía




Comentarios