Fue en Albardón, un distrito agrícola de la provincia de San Juan. La bebé tiene 2 días de vida.


Un grupo de policías sanjuaninos se convirtieron en héroes, este sábado por la tarde, cuando acudieron a un desesperado llamado. El papá y la mamá de un bebé recién nacido notaron que el menor se estaba asfixiando y no podían hacerlo reaccionar. En el patrullero, los policías trasladaron al niño al hospital y en ese trayecto una oficial le practicó RCP hasta que volvió a respirar.

Según publicó el diario Tiempo de San Juan, todo ocurrió en una vivienda ubicada al lado de la planta potabilizadora de OSSE, en Albardón, un distrito agrícola ubicado al Centro Sur de la provincia de San Juan. Hasta allí llegó el patrullero de la Comisaría 18 va en el que iban la oficial Micaela Morales, la cabo Yohana González, el agente Hoel Quiroga. Ya en el lugar, los uniformados notaron que la ambulancia no llegaba y no les quedó otra que subir al bebé de dos días al patrullero. 

El menor se estaba ahogando y ellos empezaron con las maniobras de RCP. Mientras iban a toda velocidad hacia el Hospital José Giordano, el más cercano, la oficial Morales no se dio por vencida y siguió practicándole las maniobras de resucitación al bebé, hasta que respiró. 

Así fue como, gracias a esa primera asistencia, Morales logró que el bebé respirara nuevamente hasta que llegó al nosocomio. Allí, fue recibido por Sonia Sánchez, directora del centro médico que les agradeció y felicitó a los policías ya que, sin esa asistencia primaria el pequeño no hubiera sobrevivido, explicó.

Este lunes, la feliz noticia fue compartida por los propios policías que pudieron compartir un momento con el bebé que salvaron y sus padre, que aprovecharon para agradecerles. Creen que el niño se ahogó con leche materna, algo que suele ocurrir a menudo y que muchas veces termina en tragedia.  




Comentarios