El nene tenía 1 año y 3 meses y vivía con su familia en San Juan. Trataron de reanimarlo pero no pudieron.


Un bebé murió, este martes por la tarde, en la Villa Unión, en Chimbas, un distrito al norte de la provincia de San Juan. El nene tenía 1 año y 3 meses y falleció ahogado en el fuentón donde su mamá estaba lavando la ropa a mano. Según el relato de la mujer, no estuvo más de dos minutos en el agua pero fue suficiente para perder la vida. Cuando llegó al hospital, el nene ya estaba muerto.

Según publicó el diario Tiempo de San Juan, la tragedia ocurrió en el seno de una humilde familia. La mamá del niño se llama Celena Marifé Riveros y tiene 20 años. En la vivienda también estaba la abuela del pequeño, una mujer de 44 años. El relato de la mamá indica que estaba lavando la ropa en un balde de unos 25 listros, mientras su hijo jugaba alrededor de ella. Cuando terminó con el lavado fue hasta el fondo a tender las prendas y al volver se encontró con la escena desgarradora, el cuerpito del nene flotaba boca abajo en el recipiente.

Las dos mujeres pusieron al bebé de cabeza e intentaron reanimarlo pero no reacionaba. Es por eso que decidieron trasladarlo al centro de Salud más cercano, el Báez Laspiur. Sin embargo, no hubo nada que los médicos pudieran hacer para salvarlo porque el nene ya estaba muerto cuando llegó al nosocomio. En el lugar, trabajó personal de la División Criminalística que pudo constatar que no había signos de violencia que hicieran sospechar algo distinto a un trágico accidente doméstico. En nene fallecido se llamaba Ángel Ernesto Pérez y  su deceso causó gran conmoción en la villa donde vivía con su familia. Tanto la mamá como la abuela están en libertad y no pesa sobre ellas ningún tipo de acusación.  




Comentarios