Son 200 internos que argumentaron tener enfermedades crónicas, VIH y hasta razones familiares.


En San Juan, 200 internos del Servicio Penitenciario solicitaron prisión domiciliaria por el coronavirus. Se trata de condenados y procesados, desde simple ladrones a asesinos, que como argumentaron sufrir de enfermedades crónicas, VIH, problemas familiares y cuestiones sanitarias para poder volver a sus casas. Según publicó el diario digital Tiempo de San Juan, las autoridades no otorgaron ningún permiso por ahora.

La pandemia por el virus Covid-19 tiene en vilo al mundo. Los presos sanjuaninos también están en alerta. Por eso, desde que comenzó el aislamiento preventivo y obligatorio, a Tribunales llegó una catarata de pedidos de prisión domiciliaria. Esta solicitud se incrementó, según fuentes judiciales, cuando las autoridades gubernamentales decidieron suspender las visitas y prohibir las salidas transitorias. Esto incluso generó malestar: hubo revuelta en la cárcel y hasta huelga de hambre.

En el Juzgado de Ejecución se recibieron más de 100 pedidos, mientras que en el Juzgado Federal unos 75 internos solicitaron el mismo beneficio. A esto hay que sumarle las decenas de presentaciones de procesados que dependen de los juzgados correccionales, de instrucción y de las cámaras penales. La mayoría de los detenidos están encerrados por causas por droga, también hay condenados por causas de robo, delitos sexuales y homicidios.

El padre del bebé golpeado y abusado fue derivado al Penal de Chimbas, San Juan.

Según el diario local, todos desean volver a sus hogares por diferentes motivos. Algunos manifiestan que tienen enfermedades como diabetes, problemas cardiacos o infecciones pulmonares. Otros apuntan que son mayores de edad. También hay presos que argumentaron que tienen esposas embarazadas y como están solas con sus hijos, quieren acompañarlas.

“La prisión domiciliaria es un beneficio que la mayoría de los detenidos lo solicitan porque el Servicio Penitenciario Provincial no tiene los medios de higiene para prevenir una pandemia. Además por la cantidad de detenidos, que se encuentran hacinados en los pabellones”, señaló Gustavo De la Fuente, abogado de un interno.

Por ahora desde el Poder Judicial afirmaron que la situación no es sencilla. Por ahora no aprobaron las peticiones.




Comentarios