La esposa de Rubén Tivani contó cómo se enteraron que el test había dado positivo y brindó detalles sobre su salud.


Rubén Tivani, de 50 años, es el primer sanjuanino que contrajo coronavirus. Pero no en su provincia de origen sino en España, donde vive desde hace 15 años y hoy es uno de los mayores focos de Covid-19 de toda Europa. Su esposa Ivana dialogó con el diario Tiempo de San Juan, dijo que el paciente está internado pero estable y que tanto ella como su hijo Joaquín pasaron quedar aislados ante un posible contagio.

El hombre se encuentra internado en el Hospital Comarcal de Ronda, en Málaga. Los primeros síntomas aparecieron cuando cumplía con la cuarentena en su vivienda, acompañado de su familia. Si bien en un principio los médicos le diagnosticaron “faringitis” e incluso él pensaba que el dolor de espalda se debía una crisis aguda de lumbago (trastorno doloroso común que afecta la zona inferior de la columna vertebral), luego detectaron que tenía coronavirus.

“Habían pasado varios días y seguía con un fuerte dolor de cabeza y de garganta, con malestar en todo su cuerpo y fiebre. Tomó paracetamol, pero tuve que llevarlo al ambulatorio de nuevo porque no se sentía bien. Su cuerpo no respondía y casi no podía caminar”, contó. Y agregó que una vez que los profesionales revisaron a Rubén le dijeron que tenía neumonía: “Al día siguiente me confirmaron que tenía coronavirus. Me dijeron que estaba bien, con medicación, oxígeno y en aislamiento. Desde el primer momento lo dejaron solito”.

Rubén, quien en San Juan jugó muchos años al hockey sobre patines, vive en el Viejo Continente desde hace 15 años.

Tanto ella como su hijo pasaron a quedar en cuarentena obligatoria, ya que fueron las únicas dos personas que estuvieron en contacto con Tivani. “Nos dijeron que ante el mínimo síntoma vamos por urgencia. Estamos bien, pero en la lucha. Somos fuertes y positivos, es lo que él hoy necesita”, señaló.

La familia tenía planeado visitar en abril San Juan. Sin embargo aquella ilusión se cayó por completo cuando se desató la pandemia y a su esposo le diagnosticaron coronavirus. “En días aquí se volvió todo un caos. Especularon con la economía, le dieron prioridad, y hoy estamos con la soga al cuello. Espero que en mi provincia se cuiden, porque esto que estamos pasando nosotros es muy triste”, expresó angustiada Ivana.




Comentarios