En un distrito rural de San Juan, los vecinos denunciaron que hay dos pumas sueltos y tienen miedo.


Los vecinos de la zona de El Abanico, en Pocito, un distrito rural al Sur de San Juan, están aterrorizados por la presencia de pumas. Según informó Diario de Cuyo, la alarma se encendió cuando empezaron a encontrar a sus mascotas destrozadas y creen que hay dos pumas sueltos en la zona. Es por eso que, este jueves, radicaron la denuncia en la Policía y piden que ayuden a encontrarlos.

Muchos de ellos, tomaron recaudos cuando los animales empezarona a aparecer muertos y no dejan salir a sus hijos a jugar. La teoría de los vecinos es que los pumas estaban en cautiverio y se escaparon. El lugar donde estarían los felinos es en la calle 14 y Costa Canal, una zona de fincas. 

“Si bien yo no vi nada, nadie puede negar que algo está pasando porque los perros aparecieron muertos y algunos destrozados o lastimados”, relató Domingo Polito, un lugareño, al diario local. Sin embargo, hay otros que aseguran haber visto a los animales deambulando por ahí. Carmen Pelletán, una de las afectadas, perdió un perro que siempre tenía en la puerta de su casa y lo encontró días después, muerto. “Después vino otro vecino a decirme que lo habían encontrado destrozado a la orilla de una de las calles de acá cerca. No sabíamos qué le pudo haber pasado y después nos dijeron de los supuestos pumas y ahora tenemos miedo”, expresó Carmen.

El puma o león americano es el segundo felino más grande de América y habita desde Canadá hasta el Sur de la Cordillera de los Andes y también se puede encontrar en la  Patagonia. Los machos, pueden llegar a pesar hasta 72 kilos y tienen la mandíbula y dientes preparados para cazar presas de gran tamaño. 

José Torres, otro de los vecinos, sostuvo que también mataron a su perro y que vio las huellas de los pumas. “Para nosotros los animales estaban en cautiverio y se escaparon y esa gente los anda buscando por miedo de que hagan algo grave”, aseguró. Ahora, muchos de ellos tienen miedo y tomaron medias de precaución como armarse y no dejar que los niños salgan a jugar sin control de algún aduulto. “Estamos trabajando con la Policía Ecológica y veremos si es necesario hacer algún rastrillaje con Canes y la Montada para tratar de saber de qué se trata”, dijo Jorge González, jefe de la Comisaría 7ma. Los investigadores afirman que, en caso de haber pumas sueltos, se trata de animales que estuvieron en cautiverio porque este tipo de felinos no suelen estar en lugares donde hay gente. 




Comentarios