Se llaman Nicolás Crotta y Leonardo Saires, ambos oriundos de San Juan. La maniobra generó perjuicios por $12 millones.


Desde fines de junio, la Justicia de San Juan investiga a dos empresarios mineros por una estafa millonaria de compra de autos. Los acusados, identificados como Nicolás Matías Mercado Crotta y Leonardo Ariel Saires, ya acumulan ocho denuncias en su contra por un perjuicio de al menos 12 millones de pesos. Uno de los sospechosos está prófugo desde hace más de un mes.

De acuerdo a la publicación del diario digital Tiempo de San Juan, ambos son dueños de una firma llamada Cuyo Min y se presentaban como empresarios de servicios mineros, aunque decían dedicarse al rubro de la compra y venta de autos. A través de los avisos clasificados, contactaban a los propietarios de vehículos y les hacían una propuesta. Según los damnificados, pagaban una primera cuota en efectivo y el resto con cheques deferidos, la mayoría sin fondos.

Los sospechosos de la presunta estafa millonaria.

El primero en ser detenido por la presunta estafa fue Crotta, por orden del juez de instrucción Alberto Benito Ortiz. Mientras que Saires, su socio, desapareció de su casa en Trinidad, Capital, y de todos los lugares que solía frecuentar. El hombre, quien se encuentra prófugo de la Justicia, solicitó un pedido de eximición de prisión pero aún no tuvo respuesta ya que el Poder Judicial estaba de feria.

El personal de Defraudaciones y Estafas ya secuestró 10 rodados: autos BMW, dos camioneta Amarok, un auto Hyundai, otro Hyundai tipo combi con 12 butacas, un camioneta Chevrolet S-10, una Kia Sorento, un Peugeot 208 serie limitada y hasta un camión Iveco. Además buscan otros rodados que Crotta y Saires compraron y vendieron a otros. Creen que al poco tiempo de apoderarse de los vehículos, los sospechosos se deshacían de ellos vendiéndolos a terceros.




Comentarios