La inseguridad lleva a distintas instituciones de la ciudad a ser blanco de robos, en este caso le tocó el turno al centro vecinal barrio San Cayetano, donde delincuentes ingresaron a robar y se llevaron un radiograbador.

De acuerdo a lo informado por la Departamental San Justo, este martes a las 9 fue solicitada la presencia policial en el dispensario ubicado sobre calle Pascual Bailón Sosa al 1700, donde una mujer de 37 años manifestó ser empleada y que al llegar momentos antes constató que le faltaba de la cocina un grabador y elementos de desayuno.

Personal policial informó que no se observaron aberturas dañadas ni forzadas, por lo que iniciaron averiguaciones de rigor.