El feto fue descubierto por trabajadores de la Planta de Tratamiento de Líquidos Cloacales de San Francisco.


Se trataría de un feto de unos cuatro meses, según información extraoficial pero de fuentes seguras.

En general, en el proceso de gestación, se considera un embrión hasta finales del tercer mes de embarazo y desde ese momento hasta el nacimiento, se lo reconoce como un feto.

En el caso que se investiga, la principal hipótesis es que se trata del resultado de un aborto, muy probablemente clandestino por haber sido arrojado a la cloaca ya que si fuera por indicación médica, el proceso para el desecho está regulado en los nosocomios.

El feto fue trasladado a la morgue judicial y el caso recayó en la Fiscalía de Asuntos Complejos a cargo del Dr. Bernardo Alberione.

Por otra parte, el Comisario de la Departamental San Justo, Héctor Roldan no precisó detalles por el momento aguardando la labor realizada por los uniformados.






Comentarios