De los 14.442 vehículos fiscalizados durante el fin de semana pasado en toda la provincia, se detectaron 2.215 incumplimientos a las medidas sanitarias por lo cual se labraron las actas correspondientes. La mayoría fueron faltas a la Ley Nacional de Tránsito.

Se practicaron 5.777 test de alcoholemia y se sancionaron a 193 conductores por circular con graduación etílica en sangre. Además se labraron 569 infracciones por no usar tapabocas y por circular fuera del horario permitido. Un total de 24 comercios fueron sancionados y 11 clausurados.

En el marco de la emergencia sanitaria nacional por la pandemia, también se hicieron patrullajes en todas las localidades y barrios donde se supervisó el cumplimiento de protocolos de bioseguridad en comercios de distintos rubros y se trabajó en la clausura de 22 fiestas clandestinas, la mayoría fueron en Orán y Tartagal.

La Agencia Provincial de Seguridad Vial trabaja mediante controles fijos y móviles en puntos estratégicos con el objetivo de fortalecer el trabajo preventivo para reducir la siniestralidad, concientizar a la ciudadanía y también detectar situaciones contravencionales o delictivas.

Cabe destacar que en 497 días de emergencia sanitaria la Policía realizó 763.281 operativos de seguridad sanitaria y labró 67.428 actas de infracción por incumplimientos a las normativas que rigen para evitar mayor propagación del COVID-19 en la provincia.