Los ríos del norte salteño alcanzaron un caudal de agua que activó alarmas en las localidades que atraviesan los ríos Bermejo y Pilcomayo. El Sistema de Alerta del río Pilcomayo emitió un comunicado en el que recomienda “mantener estado de alerta por desbordes importantes en todos los parajes de la costa y zonas anegables desde Embarcación hasta el límite con las provincias de Chaco y Formosa”, justamente por la crecida del río Bermejo, que está alimentado por las lluvias en las cuencas de Bolivia.

La crecida del río Bermejo genera preocupación en el norte de Salta.(Página 12)

En las últimas horas los niveles que alcanzó el Bermejo llevaron preocupación por posibles desbordes en Embarcación. “Se superará el nivel crítico en Embarcación, provocando desbordes importantes desde esta estación hacia aguas abajo. Los desbordes comenzarían en Rivadavia a partir del martes por la tarde hasta el miércoles”, indica el parte de la Comisión Regional del Río Bermejo (COREBE).

En este contexto, con un río Bermejo con un caudal que mete miedo, se viralizó un video que generó preocupación en el norte. En las imágenes, compartidas por La 10 de Orán, se puede ver como grupos de bagayeros se embarcan en gomones frágiles para atravesar unas aguas turbias del río Bermejo para transportar mercadería ilegal desde Bolivia a la Argentina.

El trabajo de los bagayeros no es novedad, y es de hecho un tema delicado que tuvo especial visibilidad durante la pandemia por la manera en que bolivianos cruzan por pasos fronterizos ilegales a localidades de Salta para llevar su mercadería.

Sin embargo, durante la pandemia, es decir en temporada seca, el trabajo de los bagayeros resulta más fácil, y ciertamente menos peligroso, ya que cruzan por el cauce casi seco del río Bermejo, desde la localidad del mismo nombre en Bolivia hacia Aguas Blancas, en Salta, por los numerosos pasos ilegales que complican las tareas de patrullaje de Gendarmería.