El martes pasado, la Cámara de Diputados de Salta aprobó la ley que autoriza al Gobierno provincial a comprar vacunas COVID-19 en la mayoría de la población salteña. El proyecto, que ya tenía media sanción de la Cámara alta, recibió 43 votos a favor y ninguno en contra.

Días atrás se confirmó que el gobernador Gustavo Sáenz busca comprar un millón de vacunas y la empresa con que ya estaría negociando es Johnson & Johnson. El tema es que este laboratorio espera que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) la autorice.

La norma aprobada por Diputados establece el marco legal y faculta al Ejecutivo salteño a celebrar convenios y contratos. Cabe destacar que los contratos y convenios que se celebren deberán ser remitidos a la Auditoría General de la Provincia y a las autoridades de las dos cámaras legislativas. Las facultades y autorizaciones tendrán vigencia mientras dure la emergencia sanitaria declarada por la ley nacional 27.541, ampliada por el decreto 260/20 y por la norma que a futuro la prorrogue.

“Este es un deseo y un anhelo que tiene el gobernador (Gustavo Sáenz) desde hace tiempo y venimos trabajado en pos de que la vacuna sea una realidad para el pueblo salteño”, había explicado semanas atrás el ministro de Salud Pública de Salta, Juan José Esteban. “Vacunar a la población mayor de 18 años en general”, agregó.