Luego de protagonizar un polémico cruce con su excoach, Judith Kovalovsky, la modelo y comediante Mar Tarrés regresó a la pista de La Academia para bailar el ritmo de samba de salón. En su misma gala de regreso, la participante comentó su amistad con el reconocido artista Ricky Martin, pero nadie le creyó.

Según Mar, el cantante y bailarín compartiría su coreo en las redes sociales, pero en la pista se rieron, e incluso El Polaco le apostó un asado a que esto no ocurriría. Para sorpresa de todos, el puertorriqueño cumplió y compartió la coreo de Mar en sus historias, seguido por un corto video haciendo caras a la cámara.

La comediante prometió que el cantante lo haría, pero no le creyeron.@ricky_martin | Instagram

En la gala de anoche, donde se reveló el voto secreto de Ángel de Brito, el conductor Marcelo Tinelli recibió a Mar con un comentario al respecto: “Muchos celos de los participantes con las historias que le subió Ricky Martin”, indicó.

La participante respondió con humor, sosteniendo que nadie le tenía fe y se burlaron, pero finalmente ocurrió. “El Polaco perdió un asado”, agregó, explicando que el cantante popular no creía que Ricky Martin fuera a compartir su coreografía. “Le aposté un asado y ahora me tiene que invitar un asado a su casa, con molleja, morcilla, chinchulín, con todo”, sostuvo, contenta por su triunfo.